«Se ve a los migrantes como víctimas o amenaza y son sujetos de derecho»

Rosa María Calaf ha sido corresponsal de RTVE hasta 2009. :: HOY/
Rosa María Calaf ha sido corresponsal de RTVE hasta 2009. :: HOY

La corresponsal de RTVE, que ha informado desde medio mundo, da su opinión hoy en Mérida sobre cómo tratan las noticias a los refugiados Rosa María Calaf Periodista

J. LÓPEZ-LAGO BADAJOZ.

Rosa María Calaf es una periodista irrepetible. Ha sido la cara de RTVE en puntos diferentes del planeta: Nueva York, Viena, Moscú, Buenos Aires, Roma y, en su última etapa antes de jubilarse, Hong Kong y Pekín. Hoy estará en Mérida debatiendo en la Asamblea de Extremadura sobre el papel de los medios de comunicación en la defensa del derecho de asilo y las personas refugiadas.

-¿Qué análisis hace de las informaciones de éxodos de personas que cada día ocupan más espacio?

-Creo que ocupan menos de lo que tendrían que ocupar. Aparte de esto, el tratamiento en muchos momentos no es adecuado. Está habiendo informes como el de la Red Europea de Periodismo Ético y habla de que se va muy a lo superficial o a lo que impacta, pero no a lo que importa. Se trata a estas personas como víctimas o como amenaza, pero no como sujetos de derecho. Hay mucha confusión con el tratamiento informativo. Hace falta que la visibilización sea mayor y mejor.

«Los recursos del mundo son compartidos, no son solo nuestros, y esto hay que explicarlo»

-¿Señalar el origen de una persona refugiada cuando ésta comete algún delito cree que es pertinente pues aporta información sobre el suceso?

-A lo mejor esa información es mentira. Pero si fuera cierto creo que el lenguaje utilizado es importantísimo. Estar continuamente vinculando algunas cuestiones a la migración no es algo nuevo. Y esto a veces no es bienintencionado. Ayuda a consolidar estereotipos, xenofobias y propiciar un lenguaje del odio, del rechazo a lo diferente, a crear un mundo de buenos y malos. Al final creas una ciudadanía asustada que se encierra en sí misma y esto no es justo.

-¿Cree que es demasiado optimista o presuntuoso hablar de que el periodismo sirve para crear una ciudadanía más tolerante?

-No somos los únicos, pero sí una pata esencial en la construcción del modelo social, por tanto la responsabilidad es enorme. Realmente tenemos un deber de servicio a la comunidad, por tanto es importante tener cuidado y tener presente los derechos humanos y no los intereses de unos grupos u otros, de aquellos que pretenden un modelo de sociedad que beneficie a unos pocos y que no beneficia al bien común.

-Cuando una foto o unas imágenes despiertan la conciencia social de un país todo el mundo se conmueve y pide una reacción, pero la realidad de los recursos puede ser otra, ¿es fácil para los poderes públicos vender esta política tanto de rechazo como de acogida de refugiados?

- No es fácil, pero los poderes públicos tienen como misión gestionar el bien común respetando los derechos de todas las personas. Presentar el grupo de la migración, concretamente el grupo de migrantes que ha habido en lo que ahora consideramos la crisis de los refugiados, es exagerar el peligro para usarlo políticamente y mantener a la ciudadanía asustada, además de darle un chivo expiatorio. Con la crisis, la corrupción o los recortes a esa ciudadanía le das una válvula de escape culpando a los de fuera. Esto es muy fácil y se ha hecho siempre. Pero si hay un grupo de personas tratando de salvar su vida, en lugar de plantearlo como una obligación hay que explicar lo que está ocurriendo con la medida exacta, sin exagerar. Y también explicar que la mayoría es gente muy cualificada. Pero además, hay que explicar por qué está sucediendo esto, por qué abandonan sus casas o sus países y también explicar qué responsabilidad tenemos en lo que está sucediendo porque esta gente no se va porque le parece entretenido. No se abandona una identidad por capricho. Se van porque están forzados a ello, bien por la violencia o por la miseria. Hay que visibilizar, dar los datos reales sin exagerar y explicar causas y responsabilidades, así como que los recursos del mundo son compartidos, no son solo nuestros. Esto es responsabilidad de los políticos, pero también del periodismo como servicio a la ciudadanía y como control del poder político y económico.

Más

Fotos

Vídeos