Fandiño, fenómeno en el ruedo y en la librería

Iván Fandiño, durante una corrida en Bilbao en el 2015./R.C.
Iván Fandiño, durante una corrida en Bilbao en el 2015. / R.C.

'Mañana seré libre', el libro de Néstor García sobre el torero muerto en la plaza, alcanza su tercera edición | Este agridulce retrato de un rebelde con causa ha superado los 13.000 ejemplares, cifra insólita para un libro taurino

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

No es fácil vender 13.000 copias de un libro, y si se trata de un texto taurino, autoeditado, publicado sin el respaldo de la potente maquinaria promocional de una editorial y nada complaciente, resulta toda una hazaña. Pero esa cifra es la que ha superado 'Mañana seré libre', el libro sobre Iván Fandiño (1980-2017), el llorado matador nacido en Orduña (Vizcaya) que, con 36 años, se dejó la vida en el ruedo. Agridulce retrato de un rebelde con causa, escrito y editado por Néstor García, quien fuera su amigo y apoderado durante 16 años, ha alcanzado su tercera edición.

Lejos de quedarse en una hagiografía del torero corneado de muerte por 'Provechito' en el coso de la localidad francesa de Aire-sur-l'Adourel el pasado el 17 de junio, García denuncia aspectos «oscuros» del mundo del toro. Habla de los «comportamientos mafiosos» de quienes mueven los hilos de la fiesta y asegura que a Fandiño le perjudicó ser vasco en un libro con el que pasa página. Cuenta el camino de «rosas y espinas» en el que acompañó a Fandiño para poner punto final con el libro a su trayectoria entre despachos, plazas, dehesas, cuadrillas y capotes.

Para sorpresa general, la obra encabezó durante varias semanas la lista de los más vendidos tanto en Amazon como en la Casa del Libro y El Corte Inglés. En el mundo del toro no se recuerda otro título con semejante aceptación y demanda en los últimos años. Un fenómeno que creció como una bola de nieve, ya que veinticuatro horas después de su multitudinaria presentación, en febrero pasado en el Teatro Bellas Artes de Madrid, entraba en las listas de los más vendidos y llegó a copar la lista de no ficción de la Casa del Libro.

«Es mucho más que un libro de toros», asegura Néstor García, que lo presenta como «una historia de superación». «Es la historia de un héroe del siglo XXI, de una alianza sin fisuras en hermandad y lealtad, un libro en el que se desvelan los secretos más nobles y también los más oscuros del planeta taurino», escribe en la contraportada su autor y editor.

«Que nadie espere una novela rosa ni una película americana con final feliz: la historia de Iván Fandiño es un drama español», aseguró el autor, más que emocionado, al presentar su libro tocado con gorra con el símbolo del león Fandiño, que lleva «desde aquel triste día de junio».

Explica cómo el origen vasco del matador «no le benefició». Da cuenta de su malísima relación con colegas como 'El Juli', «el torero que más daño hizo a la carrera de Iván». Habla de «vetos», de «zancadillas» que impidieron mantenerse en lo más alto del escalafón a un Fandiño «que fue un rebelde en el toro y en la vida». «Habrá cosas con las que alguien se sienta atacado, pero no ha sido mi intención. He intentado exponer los hechos. Ni él ni yo somos santos; claro que nos equivocamos, pero él siempre fue un hombre puro y de frente», plantea.

«Decidles que Iván Fandiño es libre», clamó García en la multitudinaria presentación en la que se refirió a su pupilo y amigo como «un héroe a contracorriente». Alguien capaz de romper todas las barreras y superar las muchas trabas que le pusieron «desafiando a todo y a todos».

Admite el apoderado y amigo de Fandiño que escribir las 344 páginas de 'Mañana seré libre' fue una eficaz terapia. Que su texto es «crudo y desgarrador», como fue la vida del matador, y que su única preocupación al escribirlo fue «estar en paz con él». Había pensado escribirlo antes de la infausta tarde en la que Fandiño tenía cita con la parca y que su cerebro se negaba a aceptar. «Necesitaba llenar mis horas y seguir vinculado a él, era una buena forma», explica.

«Me equivoqué muchas veces», escribe García, que reconoce los errores que cometió como apoderado. Dice que la grandeza de Fandiño tapó defectos y asegura que llegó a sugerirle que se buscara otro apoderado, lo que el matador rechazó de plano. «Era impensable para él. Nos dimos la mano una vez y fue un lazo de por vida», escribe. Y es que Fandiño, según García, «tenía la lealtad como primer mandamiento».

Nacido en 1974 en Guadalajara, provincia en la que Fandiño pasó sus últimos años, Néstor García fue el mentor del torero, su confidente y su amigo. Quiso ser torero, pero no tuvo suerte como novillero. Se diplomó en Marketing y se graduó en Dirección Comercial, pero su vida cambio para siempre cuando a finales de 2002 conoció a Iván Fandiño, con quien vivió «una de las aventuras más épicas y auténticas de la historia del toreo». Encarriló la carrera de Fandiño y se encarga ahora de velar por su memoria y agigantar la leyenda de un pundonoroso matador a quien la fatalidad arrancó la vida de cuajo.

Quiere Néstor García extender el fenómeno de 'Mañana seré libre' al otro lado de Atlántico. Inició la andadura americana en Ecuador y Perú, y pronto el libro se venderá en México y Colombia, países en los que está a punto de cerrar un acuerdo de exportación. A principios de mayo se presentará la versión francesa, quizá en Mont de Marsan, localidad de gran tradición taurina y en la que torero de Orduña fue todo un ídolo.

Temas

Toros, Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos