Hoy

Javier Cercas: "La catástrofe de España es que se ha maltratado a fondo a los maestros"

Javier Cercas
Javier Cercas / HOY
  • El escritor extremeño cree que deberían tener un lugar de prestigio por ser los responsables de la educación de los jóvenes

El escritor Javier Cercas ha considerado hoy que "la catástrofe de España, desde el siglo XVI, es que se ha maltratado a fondo a los maestros" en lugar de darles el lugar de prestigio que se merecen por ser los responsables de la educación de los jóvenes.

El autor cacereño afincado en Gerona ha hecho esa reflexión esta mañana en Cartagena, donde ha participado en un encuentro con 600 jóvenes lectores en el marco del Premio Mandarache, un proyecto municipal de fomento de la lectura galardonado este año con el Premio Nacional de Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura.

Cercas fue el ganador de la pasada edición de ese premio por la novela 'Las leyes de la frontera', y ha regresado a la ciudad para abrir los encuentros con autores en el décimo aniversario del certamen y presentar a los jóvenes lectores su última obra, 'El impostor'.

El autor se ha considerado "fan" de este proyecto que hace que cada año miles de jóvenes y adolescentes lean diferentes libros y voten a sus favoritos, además de participar en encuentros con los autores y mostrando un interés que difícilmente se logra en ese tipo de público, ha dicho.

Por ello, ha agradecido la labor de los profesores que participan en el proyecto de manera altruista para motivarles hacia la lectura y lograr un "desmentido rotundo de que a los jóvenes no les interesa la literatura".

"Eso es una tontería. Es como decir que no les interesa el jamón de jabugo o el sexo, lo bueno le interesa a todo el mundo. Somos los adultos los que muchas veces somos incapaces de descubrirles que la literatura es heavy metal, es rock&roll, es dinamita", ha subrayado.

Por eso, ha insistido en el relevante papel de los maestros y profesores para acercar los libros a los jóvenes, y ha opinado que "la literatura es el mejor instrumento para crear hombres y mujeres libres" y para lograr que las personas "vivan más, de forma más intensa y más compleja".

Por otra parte, ha negado que deba haber una literatura específica para el público juvenil ya que, a su juicio, los intereses de los lectores no dependen de la edad, sino de sus gustos.

"Me molesta mucho que se trate a los adolescentes como si fueran medio memos, porque no lo son, son capaces de entenderlo todo, y algunas cosas mejor que los adultos", ha dicho al respecto.

Sobre 'El impostor', ha señalado que ha intentado escribir esa novela de manera que sea "fácil de leer pero difícil de entender" ya que, para él, "el libro ideal es aquel en el que se pasan las páginas rápido, sin parar, aunque al final sientas que te has perdido algo".

La próxima semana se encontrarán en Cartagena con los lectores del Premio Mandarache las escritoras Clara Sánchez y Rosa Montero, las dos únicas mujeres que ha recibido el galardón a lo largo de los nueve años de historia del certamen.