Las greguerías de Gómez de la Serna se exhiben en Logroño

Un par de piezas de la muestra. / Juan Marín

El Museo ABC expone un centenar de piezas que fueron publicadas en la década de los treinta

M. SOBRINOLogroño

¿Dudan ustedes de si están viendo un caballo o una vaca? Quizá ambos o quizá ninguno, porque en el mundo de Ramón Gómez de la Serna todo es posible. Liberar su mente y abrazar sin prejuicios el absurdo del autor es el único requisito que necesitarán quienes desde hoy visiten la exposición 'Greguerías Ilustradas' para descubrir las certezas y reflexiones escondidas en la aparente sinrazón que guiaba la pluma de este escritor del siglo XX.

Las puertas de la muestra se abrieron por primera vez en su inauguración oficial en la tarde de ayer, en la Sala de Columnas de la Consejería de Educación, Formación y Empleo de La Rioja. Tras ella, el patrocinio de Caser Seguros y el impulso de Vocento y su iniciativa Futuro en Español, en la que se enmarca esta propuesta nacida en La Rioja que se ha expandido fuera de nuestras fronteras. «Es un orgullo que por séptimo año consecutivo volvamos a tenerla aquí», reconoció su director, Javier Galiana durante la presentación, que contó con la presencia de la comisaria de la muestra y directora del Museo ABC, Inmaculada Corcho; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González.

Las greguerías es el género literario más personal de Ramón Gómez de la Serna. Uniendo humor y metáfora, el autor encuentra la fórmula literaria que le permite describir el mundo que le rodea. En esta ocasión se presentan al visitante conjugando textos y dibujos complementarios, no son la única particularidad de esta exposición, que ha conseguido que «por primera vez el Museo ABC salga de viaje a La Rioja», según detalló su directora, quien lo tuvo muy claro porque «cuando alguien de la familia te llama para que formes parte de un proyecto tan bonito y con un desarrollo y una proyección tan interesante, no podíamos decir que no». La exposición 'Guererías Ilustradas' presenta una selección de cien piezas -de las 314 con las que cuenta la colección perteneciente al museo- que fueron publicadas en 'Blanco y Negro' entre 1930 y 1935 agrupadas en diferentes secciones: 'Cifras de París', 'Cifras de Alemania', 'Cifras de ahora', 'Greguerías ilustradas' y 'Greguerías'. A pesar de que los dibujos de Gómez de la Serna que acompañan a sus escritos no se caracterizan por su detalle o por la belleza del trazo sí cumplen un fin claro: ayudar a la comprensión de las complicadas greguerías y reforzar el ambiente satírico y divertido.

«Los dos grupos escritos desde París y Berlín son apuntes e impresiones de las dos ciudades europeas, traducidos al lenguaje ramoniano; el resto de series describen situaciones de la actualidad matizadas por la percepción del autor. Todas ellas comparten, además de los juegos de metáforas, los aforismos y los símiles, un desarrollo algo más extenso que lo que entendemos como greguería, de forma que, estas piezas son artículos-greguerías, textos adaptados a la necesidad periodística de la revista, que describen situaciones, escenas contempladas que el autor recrea y desdobla en una realidad paralela. A pesar de la extensión, se trata del mismo juego de ingenio que utiliza en las greguerías más condensadas», explica la comisaria.

Vigésimo aniversario

Con la buena disposición se comenzó a forjar esta idea que ayer se materializó en Logroño y se mantendrá hasta el 25 de noviembre poniendo en descubierto uno de los géneros literarios más jóvenes del español. González recordó ayer que las fechas no podrían encajar mejor: «Nos encontramos hablando de nuestra lengua en un año que celebra el vigésimo aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad de los monasterios de Yuso y Suso en San Millán».

Y es que la historia del español no se puede entender sin el papel fundamental de La Rioja en ella, que ahora sigue vigente a través de exposiciones como ésta que se esfuerzan por volver a colocar la vastedad y versatilidad del idioma en el candelero. «La historia pasa por San Millán, pero sin duda alguna el futuro tiene que pasar por una reflexión que supera las fronteras», aseguró Gamarra, que recalcó el apoyo del Ayuntamiento hacia una propuesta que «tiene mucho de responsabilidad social desde el medio de comunicación». Las greguerías de Gómez de la Serna, hijas del siglo XX y encarnación de las vanguardias literarias, son para ella y para muchos «una demostración de la vitalidad del español; un idioma que, si bien es milenario, tiene muchísimo futuro».

Fotos

Vídeos