El flamenco extremeño marca el compás en Nimes

El guitarrista Miguel Vargas (segundo por la derecha), su hijo Juan (d.)y los cantaores Alejandro Vega (c.), Enrique 'el Extremeño' (segundo por la izquierda) y Antonio Suarez 'el Guadiana' (i.) en Nimes. . :: efe/
El guitarrista Miguel Vargas (segundo por la derecha), su hijo Juan (d.)y los cantaores Alejandro Vega (c.), Enrique 'el Extremeño' (segundo por la izquierda) y Antonio Suarez 'el Guadiana' (i.) en Nimes. . :: efe

'Al son de Extremadura' pellizca Francia con el guitarrista Miguel Vargas como referencia del prestigioso festival

REDACCIÓN NIMES (FRANCIA).

«Miguel Vargas fijó el compás de los jaleos extremeños. Él fue quien permitió que este palo extremeño se diferenciara de la bulería. El compás es diferente y pocos como Miguel han hecho tanto por el flamenco extremeño», señalaba Cayetano Ibarra, voz conocedora del flamenco en la región, hablando de Miguel Vargas, uno de los referentes del flamenco extremeño, referencia obligada en este arte y director de 'Al son de Extremadura', el espectáculo que en la noche del viernes se representó sobre el teatro Bernadette Lafont de Nimes.

Este espectáculo, con el que Extremadura remarca su presencia, encandiló durante más de hora y media al exigente público de un festival que se ha convertido en referencia flamenca.

Miguel Vargas y Juan, su hijo, al toque; 'La Kaita', Alejandro Vega, 'Guadiana' y 'El Extremeño' al cante con 'El peregrino' al baile y la percusión de Daniel Suárez, mostraron cómo se hace el Flamenco en Extremedura. El compás, los tiempos, el arte, el pellizco, el sentimiento, el quejío, el duende en vena. eso fue 'Al son de Extremadura'.

El programa con las próximas citas del año se dará a conocer en un par de semanas

Puesta en valor

Este espectáculo, apuesta de la Consejería de Cultura e Igualdad por el arte, y la presencia del flamenco de Extremadura, es para la directora del Centro de las Músicas y las Artes de Extremadura (Cemart), Toni Álvarez, «una puesta en valor del flamenco extremeño por derecho», ya que en ella se dan cita los críticos más importantes, que vienen a ver flamenco «y el que Extremadura esté en Nimes nos coloca en ese universo».

«Extremadura tiene que estar donde el flamenco se pone en valor, porque está en nuestro ADN y no puede faltar en estas citas en las que el flamenco se pone como patrimonio», señaló Álvarez.

Tras la presencia en Nimes, primera cita del año, la directora del Cemart indicó que durante 2018 vendrán otras, aunque el programa no se dará a conocer hasta dentro de un par de semanas.

En su opinión, «no es exagerado» afirmar que el flamenco extremeño está viviendo su mejor momento, y ha añadido que «a los flamencos hay que escucharlos, como a los artistas en general», porque ellos saben dónde hay que estar. «Y la Junta seguirá estando con ellos», concluyó.

Este espectáculo es, sin duda, la prueba de que el flamenco está vivo, incandescente, en la región. Y que no es sino una pequeñísima (pero enorme) representación del flamenco de Extremadura llevado más allá de Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos