Fallece la actriz Terele Pávez

Terele Pávez posa en su camerino en 2004. / Alberto Ferreras

La artista ha perdido la vida a los 78 años tras sufrir un derrame cerebral

COLPISA

La actriz Terele Pávez (29-07-1939, Bilbao) ha muerto a los 78 años por un derrame cerebral en el madrileño Hospital de La Paz. Protagonista en las tablas y las pantallas, su carácter lleno de altibajos les perjudicó en su carrera hasta que fue rescatada por Álex de la Iglesia. Con sólo 12 años había debutado detrás de las cámaras en 'Novio a la vista', de Luis García Berlanga, y su última película fue 'El bar', con el director vasco.

La artista brilló en las pantallas de cine con los personaje de Régula en 'Los santos inocentes' (1984). Ella misma reconoció que aquella mujer incansable era una pilar de su carrera y que a veces conversaba con el personaje. Después de varios años sin trabajar, encarnó a Rosario en 'El día de la bestia' (1995), Ramona en 'La comunidad' y más recientemente como Maritxu en 'Las brujas de Zugarramundi', todas mujeres de carácter fuerte proyectadas por la visión de Álex de la Iglesia. Por el papel de hechicera ganó un Goya a la mejor actriz de reparto con el que sintió recompensada por su carrera. «Gracias y gracias y gracias. (..) Estoy tan agradecida, tan llena de cariño, tengo 74 años y llevo 60 en esto, agradecida de ser esto. Nunca he tenido metas, sólo he querido ser de esto. He trabajado de vez en cuando, pero trabajado», dijo entre sollozos para dedicar el premio a su hijo Carolo, figurante y actor.

En el teatro recibió elogios de crítica y público por su papel de Elicia en 'La Celestina', obra para la que repitió en el cine con Gerardo Vera, aunque en esta ocasión en el papel de la alcahueta.

En el año 2014 se crearon en Talavera de la Reina en torno a un festival de cortometrajes los Premios Pávez, en homenaje a la actriz. «Yo me retiraré cuando ya no me llamen. También tengo un aedad y mis límites, por lógica», aseguraba en la presentación de la película 'La puerta abierta' (2006).

Polémica

Hija del político de la CEDA Ramón Ruiz Alonso, Terele prefirió elegir Pávez, segundo apellido de su abuela materna, como apellido artístico para diferenciarse del resto de artistas de la familia. Hermana de Emma Penella y de Elisa Montés y emparentada también con la saga de los Ozores, Terele Pávez vivió siempre rodeada de artistas. Las tres hermanas solo coincidieron una vez delante de una cámara: ‘La cuarta ventana’ (Julio Coll, 1963).

En 2008, Tele 5 mostró unas imágenes suyas que causaron polémica porque aparecía entre cartones en una sucursal bancaria junto a un mendigo a las puertas de un cine. «Es falso. Jamás he pedido por ahí. Era un amigo de la calle al que fui a darle un bocadillo y me quedé dormida», se defendió ella. «Se me ocurrió sentarme y mira si estaba a gusto que me dormí», declaró después para desmentir que se encontrara en una mala situación económica. No obstante, entonces se conocieron sus problemas con el alcohol. Su hermana Emma Pennela le regaló un piso para poder sobrellevar los peores momentos. «Es mi principal referente», dijo siempre agradecida de su familiar, fallecida en 2007. La Fundación AISGE, que ayuda a actores y bailarines que necesitan asistencia social y profesional, se ocupó en varias ocasiones de Pávez y fue precisamente la entidad que gestiona en España la propiedad intelectual de los actores la encargada de comunicar su fallecimiento.

«Tiene la vida en la cara. Ha vivido tanto que eso le hace ser la actriz que es. A veces parece que nada le puede herir. Es lo contrario. Todo es dulzura», decía de ella la joven Irene Escolar, compañera de reparto en 'El cojo de Inishmaan'. «La vida es muy dura, la vida te hace, la vida te embrutece. Cuando vives mal no te vas dando cuenta porque vas dejando cosas y te van importando todo un pepino», refrendaba Pávez en una entrevista.

Política

Creció en la vida bohemia de Madrid y tuvo problemas por su carácter progresista con su padre, el hombre que fue a buscar a Federico García Lorca a la casa en que se encontraba antes de que el poeta fuera ajusticiado. En los últimos tiempos, sus ideas le hicieron simpatizar públicamente con la nueva formación de la izquierda. «Tengo una ilusión tremenda con Podemos. Esa sensación de que el pueblo va a respirar no me la quita nadie. No me ha ocurrido en la vida, no conozco a ningún presidente y cuando han pasado por mi lado he sentido que me decían 'tú no'. Quiero ver a este país trabajando y sonriendo, con ganas», confesó a Pablo Iglesias en el programa 'Otra vuelta de tuerka'.

Fotos

Vídeos