Robert Redford celebra que «la hora del cambio» llegue a Hollywood

Robert Redford./Angela Weiss (Afp)
Robert Redford. / Angela Weiss (Afp)

Asegura que ‘#MeToo’ y ‘Time’s Up’ son «el punto de inflexión» en favor de la igualdad de las mujeres y la intolerancia del acoso sexual en el cine

COLPISA / AFPPark City (EE UU)

Redford celebra que los movimientos ‘#MeToo’ y ‘Time’s Up’ sean un «punto de inflexión» para que Hollywood cambie en favor de la igualdad de las mujeres y acabe con el acoso y el abuso sexual. «Es inevitable, el cambio está en camino y estoy muy motivado», dijo ayer el actor y director en la presentación del Festival de Cine de Sundance. «Está provocando que haya más oportunidades para las mujeres en el cine, para que hagan escuchar sus propias voces y tengan sus propios proyectos. Estoy muy entusiasmado», insistió el dos veces ganador del Oscar, de 81 años. Lo dijo en la misma jornada en la que Michael Douglas negó las acusaciones de acoso sexual de una antigua empleada.

Redford aseveró que las mujeres rechazan el acoso y reclaman los mismos salarios que los varones, obligando a cambiar al tradicional poder masculino de la industria del cine. «El orden está cambiando, así que las mujeres fortalecen su voz», aseguró en el mayor escaparate del cine independiente, que presentó en la estación de esquí de Park City, en Utah. Advirtió, con todo, que los hombres deben estar alerta para responder a la discusión sobre la igualdad de las mujeres. «Su papel ahora es escuchar y dejar que ellas sean escuchadas. Pensar sobre eso, y entonces tal vez discutirlo entre ellos», añadió.

Fue en Sundance donde la actriz Rose McGowan acusó al magnate Harvey Weinstein de atacarla en la edición de 1997. Luego llegarían decenas de denuncias contra Weinstein por acoso y violación y contra ‘intocables’ de la industria como Kevin Spacey, Brett Ratner, Dustin Hoffman y Louis C.K. La última en denunciar ha sido la escritora Susan Braudy que acusa a Michael Douglas de acosarla y humillarla a finales de los 80, según ‘The Hollywood Reporter’. «Es una completa mentira, una falsificación, no hay nada de verdad en eso», afirmó el actor, de 73 años, que habría firmado con Braudy un acuerdo de confidencialidad para que ella dejara su compañía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos