Hoy

La cabeza mejor amueblada

vídeo

Patricia Urquiola. / J. R. Ladra

  • Patricia Urquiola es una de las mejores diseñadoras de interiores del mundo. Asturiana residente en Milán, sus piezas se exhiben en el MoMA

Patricia Urquiola, asturiana de Oviedo con raíces vitorianas, es una mujer de entusiasmo contagioso y eso se nota cuando habla y cuando crea. En Estados Unidos y en Italia, donde reside, la tienen en un pedestal del diseño. Porque ella se dedica al diseño de muebles y de interiores y en ese terreno se mueve con tanta soltura que no le gana casi nadie.

El 'The New York Times', poco sospechoso de los elogios gratuitos, la definió como la diseñadora europea más influyente. De hecho, algunas de sus piezas están expuestas de manera permanente en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Ahora es la directora creativa de Cassina, una empresa con 90 años de historia que aúna artesanía tradicional con innovación tecnológica. Y ha pasado por España para inaugurar la primera tienda que la compañía abre en Madrid, en la calle Lagasca, en plena 'Milla de Oro'. Patricia, de 55 años, nos ha contado cómo acabó en Italia por amor y con gran disgusto de sus padres y cómo se tuvo que abrir camino cuando en casa le cerraron el grifo del dinero.

Ahora reside en Milán, pero tiene casa en Ibiza. Urquiola y su bien amueblada mente, es capaz de convertir cualquier enser en un objeto de culto. Sobre todo le interesa la tecnología. ¿Cuál es el accesorio que más ha cambiado nuestras vidas?, le preguntamos. «Si consideramos accesorio el teléfono inteligente, éste es el más revolucionario. Llega a todos y ha alcanzado una estética muy limpia. Pero tiene un problema: está mucho tiempo en nuestras manos, de modo que cuando se cae, se rompe. Ojalá que al final llevemos el móvil puesto y se convierta en algo así como un ‘piercing’ ».