Hoy

La poesía también está en los bares

Irene G Punto, Loreto Sesma, María Blanco, Victoria Ash y Diana Zahé actúan esta noche. :: hoy
Irene G Punto, Loreto Sesma, María Blanco, Victoria Ash y Diana Zahé actúan esta noche. :: hoy
  • Cinco mujeres mezclan hoy versos con música en la sala Boogaloo de Cáceres

Todo el mundo lo sabe: los bares están llenos de poesía. La hay en las copas, en las miradas y hasta en ciertas frases escritas a boli en las puertas de los baños bajo grandes dosis de inspiración. También había lírica en ese humo de los cigarros ya proscritos en los lugares cerrados. Lo que no es tan frecuente es que esa poesía pueda llegar a ocupar el escenario de esos locales y convertirse en espectáculo por el que la gente acceda a pagar. Pero está pasando. Pasa que «gente muy joven, de 14 a 25 años está posicionando la poesía como una alternativa de ocio», cuenta Irene G Punto. Ella es una de las integrantes de 'Poesía es nombre de mujer', el espectáculo que llega hoy viernes a la sala Boogaloo de Cáceres a partir de las 20.30 horas (6 euros).

Son cinco mujeres nacidas entre 1980 y 1996 que desde hace más de un año giran por toda España con sus versos y su música. Tres de ellas, Irene, Loreto Sesma y Victoria Ash son poetas con obra publicada y un considerable éxito. María Blanco y Diana Zahé aportan la parte musical, que va hilándose con la palabra.

«Todo empezó como un proyecto muy de amigas, nos íbamos juntando en distintos lugares de Madrid que conforman un circuito poético, empezamos con un recital en la sala Galileo que fue un éxito». Más de 500 plazas tiene esta conocida sala madrileña y fueron capaces de agotar las entradas. A partir de ahí estas cinco mujeres jóvenes encadenaron conciertos dentro y fuera de la capital, llegaron a 15 ciudades españolas y actualmente se plantean contar con un 'manager' que les lleve las contrataciones. Su éxito se ha multiplicado de forma exponencial, para su sorpresa.

¿Cómo son sus espectáculos? Irene cuenta que bajo el hilo conductor de la guitarra de Diana Zahé van dándose el relevo en el escenario las poetas. «El espectáculo se convierte en un recital de poesía intimista, de mujer a mujer, en las manos de Victoria Ash. Luego se viste de ironía, contradicción y humor en manos de Irene G Punto. Y acaba real, suave, desgarradora y emotiva con los versos de Loreto Sesma», describe el dossier de 'Poesía es nombre de mujer'.

La cantautora María Blanco de Mäbu va intercalando también sus ritmos. Se trata de la hija de los cantautores Sergio (fallecido en febrero de 2015) y Estíbaliz. «Todo está muy bien encajado, suele durar una hora y media, pero si todo fluye y se está a gusto puede prolongarse hasta dos horas».

En Cáceres contará con la presencia de la poeta Patricia Luna, autora del libro 'Y ni siquiera te conozco' y artífice de actividades que tienen que ver con ese ocio con el que se está mezclando la poesía. Luna organiza noches de micrófonos abiertos en distintos locales de la ciudad. Ella misma ofrece recitales que también emulsiona con música, y ha actuado en varias ciudades españolas. «Nos hace muchísima ilusión contar con Patricia, porque encaja a la perfección en nuestro proyecto», cuenta Irene. Ella se encargará de presentar a estas mujeres y también leerá varios de sus poemas.

El que siga pensando en la poesía como un reducto de lánguidos, ascetas y solitarios tiene que revisar sus creencias. Estas chicas parecen querer demostrar que la lírica se esconde también en lo más mundano y puede llenar espacios como los bares, la calle o las redes sociales. «Tendemos a pensar que los jóvenes son muy superficiales y que tienden a los mensajes cortos y la rapidez, pero están demostrando que encuentran un medio de expresión y de reflexión en la poesía», remacha Irene G Punto, que, anota que a sus recitales acude gente de todas las edades. Hasta las de 40 o más, casi nada.