Hoy

Reanudan la búsqueda de los restos de Lorca

Fosas del barranco de Víznar, donde se cree que fue enterrado Federico García Lorca.
Fosas del barranco de Víznar, donde se cree que fue enterrado Federico García Lorca. / Efe
  • El equipo comandado por el arqueólogo Javier Navarro y el historiador Manuel Caballero cree que están en los pozos de una antigua fábrica de Alfacar

Por tercera vez se buscan los restos de Lorca en la misma zona. Y es la segunda que lo hace el equipo de arqueólogos y técnicos que dirige el arqueólogo Javier Navarro Chueca y el historiador Manuel Caballero, que inicia este lunes la búsqueda de los restos de Federico García Lorca en Alfacar (Granada). Navarro, al frente de la asociación Regreso con Honor, tras un larga batalla burocrática y con los parabienes del Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Alfacar, comenzará a remover la tierra en el enclave donde creen que se arrojó el cadáver del universal poeta, fusilado hace 80 años, el 17 de julio de 1936, junto al maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Navarro coordinará los trabajos que comienzan a las ocho de la mañana del lunes en el paraje conocido como Peñón del Colorado. En lo días previos se ha balizado el entorno del terreno donde trabajarán durante las próximas tres semanas.

La nueva tentativa de localizar los restos del poeta es posible gracias a que la asociación consiguió los preceptivos permisos de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Alfacar, ademas de la financiación necesaria. El equipo de Navarro y Caballero llevó a cabo en 2013 la segunda tentativa en el lugar al que ahora regresan, pero la financiación de la Junta se agotó en diciembre de 2014.

La Junta de Andalucía ha cedido la retroexcavadora con la que se comenzará a retirar el material de relleno en el área de excavación, una labor que llevará unas dos semanas. Se estudiará luego el terreno para tratar de localizar los pozos que se cree que pudieron ser usados como fosas comunes. Una de ellas sería la de García Lorca, Galindo y los dos banderilleros, según los datos manejados por este equipo de búsqueda.

Caballero dirigió una investigación de la Universidad de Granada, con la colaboración de las Universidades de Zaragoza, Politécnica de Valencia, Tucumán y Nottingham, que determinó que la ubicación de los restos de autor de 'Poeta en Nueva York' se encuentran en esos viejos pozos.

Localizados los pozos se iniciará las catas arqueológicos para comprobar si hay restos humanos. Si así fuera, y tras documentar el hallazgo, este se deberá comunicar al juzgado que ha autorizado la búsqueda y a la Dirección General de Memoria Democrática.

Los cinco miembros del equipo de arqueólogos liderados por Navarro proceden de Zaragoza, Barcelona y Madrid. A ellos se sumará el experto Francisco García, catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia y encargado de la localización con un georradar de los puntos donde se pueden encontrar los pozos que pudieron ser usados como fosas comunes.

La asociación Regreso con Honor cuenta con el respaldo de la familia del maestro Dióscoro Galindo, y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en calidad de «familia política» de Arcollas y Galadí. Una de las nietas del maestro ha recogido de muestras de ADN para cotejarlas con los posibles restos óseos que se encuentren, y que se analizarían en el laboratorio Labgenetics de Madrid.

Los investigadores contaron con la colaboración del general Fernando Nestares, hijo del capitán que acompañó a Queipo de Llano. El general había visitado en 1977 el lugar junto a tres de los guardias de Asalto que participaron en la ejecución de Lorca, y señaló que «la zona de los pozos había que situarla a unos 40 metros más hacia el este del lugar inicialmente apuntado».

El primer intento de localizar los restos de Lorca tuvo lugar a unos 500 metros del actual y se llevó a cabo en 2009 según las tesis del hispanista y biógrafo de Lorca Ian Gibson, quien señaló las inmediaciones del olivo que le indicó en su día Manuel Castilla Blanco, alias 'Manolito el comunista' testigo de las ejecuciones.