Hoy

Las estrellas del cine retornan a La Concha

  • El Festival de San Sebastián recibirá la visita de astros tan populares como Hugh Grant, Richard Gere e Isabelle Huppert

José Luis Rebordinos reconoce que el año pasado no hubo demasiadas estrellas paseando por La Concha. De ahí que ahora haya tirado la casa por la ventana con la concesión de dos Premios Donostia a Sigourney Weaver y Ethan Hawke, la creación de un nuevo galardón de cine latino para Gael García Bernal y la visita de astros tan populares como Hugh Grant, Richard Gere, Ewan McGregor, Jennifer Connelly e Isabelle Huppert. No todos vienen por los mismos motivos. McGregor compite en la sección oficial con su ópera prima como director, 'Pastoral americana', adaptación del novelón de Philip Roth. Hugh Grant trae bajo el brazo 'Florence Foster Jenkins', biografía de la peor soprano de la historia (Meryl Streep) y su mejor papel en años. A Gere le mueve una buena causa, apoyar a una ONG dedicada a las personas sin hogar. La película que presentará, 'Invisibles', en la que encarna a un 'sin techo', ya se estrenó en los cines españoles el año pasado.

Si Emily Watson, Premio Donostia de la edición anterior, solo es conocida entre los cinéfilos, Sigourney Weaver forma parte de la memoria sentimental de toda una generación de espectadores que la descubrió en 'Alien, el octavo pasajero' y la siguió en 'Los Cazafantasmas' y 'Armas de mujer'. Weaver aterrizará en San Sebastián recién llegada de Toronto, donde ha presentado 'Un monstruo viene a verme', de Juan Antonio Bayona. El director de 'Lo imposible' estrenará el 7 de octubre esta fábula sobre la fantasía como muleta para la supervivencia, protagonizada por un niño con una madre enferma de cáncer al que se le aparece un árbol monstruoso con la voz de Liam Neeson. En Toronto no dejó ni un ojo seco y ya suena para los Oscar.

'El hombre de las mil caras' aspira a la Concha de Oro con los avales de su director, Alberto Rodríguez ('La isla mínima') y el morbo de resucitar a uno de los personajes más intrigantes de la vida política y criminal española: el espía Francisco Paesa.