Hoy

Bradenton coloniza Barcarrota

Miembros de la delegación llegada de Bradenton junto a autoridades locales de Barcarrota, ayer, en esta localidad. :: HOY
Miembros de la delegación llegada de Bradenton junto a autoridades locales de Barcarrota, ayer, en esta localidad. :: HOY
  • Vecinos del pueblo de Florida, al que llegó Hernando de Soto en el siglo XVI, visitaron el municipio donde se dice que nació el conquistador

  • Ya está aquí la delegación estadounidense que cada año visita a su ciudad hermana

El norteamericano Zek Eckersen lleva buena parte del 2016 dejándose crecer la barba. Le toca este año ser el conquistador Hernando de Soto (1500-1542), pero el peto, la armadura, el morrión (casco) y resto de complementos no son muy aconsejables en el septiembre más caluroso en la región de las últimas décadas. Por suerte para él, el momento más pintoresco de una serie de actos que rememoran la historia de dos pueblos hermanados se reducirá a unas pocas horas. Pocos municipios mantienen un vínculo tan sólido como Barcarrota (Badajoz, 3.600 habitantes) y Bradenton (Estados Unidos, 51.700 habitantes), ubicado en la bahía de Tampa, Florida.

Poblaciones radicalmente distintas, separadas por 6.980 kilómetros y cada una en un continente, la admiración que se profesan sus vecinos es mutua. Esta semana, como cada año, una delegación de norteamericanos -19 en total-, ha vuelto a Barcarrota. Aunque solo uno tendrá el privilegio de participar en los actos caracterizado como Hernando de Soto, conocido como el paladín de Florida, nacido en Barcarrota (hay varias teorías al respecto) y al que se atribuye el descubrimiento de esta parte del mundo en el siglo XVI; toda la gente en esta zona de Florida conoce al detalle la historia del conquistador extremeño y su lugar de origen, el cual es visitado anualmente por miembros de un colectivo elitista denominado Caballeros de Bradenton.

Actos hasta el día 12

La estatua de Hernando de Soto en la localidad pacense cumple ahora 150 años y por esta razón ayer se celebró una comida de hermanamiento en el pueblo tras la cena de bienvenida del día antes. Entre los asistentes estaban, además de Eckersen, Bob Richardson, capitán de la sociedad Caballeros de Bradenton, y Sarah Adams, este año reina de las fiestas de esta localidad.

José Acosta Duarte es el presidente de la recién creada Asociación de Amigos de Bradenton, surgida en el mes de abril para tratar que esta relación no solo no se pierda sino que vaya a más pues en el pueblo habían notado, dice, que unos alcaldes le ponen más interés que otros a la figura de un hermanamiento que data de 1962, cuando la sociedad histórica Conquistadores de Bradenton se puso en contacto con el Ayuntamiento de Barcarrota, entonces presidido por Aureliano Benegas. En cuanto a la nueva Asociación Amigos de Bradenton, Acosta explicó este año en su artículo de la revista anual del pueblo: «No nacíamos para sustituir a nadie sino para reforzar lo que ya existe poniéndonos a disposición tanto del Ayuntamiento como de cualquier iniciativa privada o pública positiva que pudiera surgir al respecto».

Como se sabe, desde hace diez años es tradición que un joven barcarroteño visite anualmente la localidad de Florida por tres meses y a la inversa. De este modo practican otro idioma y se adentran en una cultura que desde la llegada de Soto ha tomado caminos diferentes.

Baylee Sawdy, de 22 años, es la norteamericana que pasa ahora su estancia en Extremadura, y Raquel Contador fue la elegida para ir a Estados Unidos, ambas con una familia de acogida que asegura su inmersión cultural.

Según Acosta, todos los paisanos que han visitado Bradenton afirman que decir allí que eres de Barcarrota es pasaporte directo a la hospitalidad más entrañable. «Es impresionante cómo tratan a los de Barcarrota cuando van allí», decía ayer.

Los actos para consolidar este hermanamiento comenzaron el miércoles por la noche y durarán hasta el lunes, día 12. Los organizan entre el Ayuntamiento y la Asociación de Amigos de Bradenton.

Ayer tuvo lugar una comida con motivo del 150 aniversario de la estatua de Hernando de Soto y por la tarde hubo una procesión. Hoy está prevista la recepción en el Ayuntamiento y un paseo a caballo, y mañana varios miembros de la delegación estadounidense presenciarán una corrida de toros.