Hoy

Vino, platós, alta cocina y ambiciones sangrientas

Vino, platós, alta cocina  y ambiciones sangrientas
  • Xabier Gutiérrez, 'timonel' del laboratorio de Arzak, publica 'El bouquet del miedo', nueva entrega de la serie del subcomisario Parra

Madrid. «La cocina, como la literatura, es buena o mala, ya sea molecular o tradicional». Lo asegura Xabier Gutiérrez (San Sebastián, 1960), cocinero experto y escritor irredento que casa bodegas, platós y fogones con las ambiciones más sangrientas. «El ego y la ambición son de dimensiones cósmicas en el mundo de la televisión y en el de la cocina, donde es una de las grandes enfermedades profesionales», aventura Gutiérrez, que bucea en ambos en 'El bouquet del miedo' (Destino).

Es la segunda novela de la serie que protagoniza Vicente Parra. Subcomisario de la Policía autónoma vasca en San Sebastián, desprecia el lujo culinario, aunque su paladar se educará gracias a su esposa francesa y a su hijo, chef en un restaurante de postín. Gutiérrez sabe bien qué es un tres estrellas Michelin. Lleva un cuarto de siglo como 'timonel' de innovación en Arzak. Se formó como psicólogo, se reinventó como repostero y cocinero y ha alternado siempre sus notables habilidades culinarias con las de «escritor, psicólogo y pensador». Su imaginación vuela con idéntica libertad sobre recetas, manteles y papeles. Pero tuvo que publicar una veintena de atípicos libros de cocina antes de cambiar el blanco del mantel por el del papel y teñirlo del rojo y negro criminal.

En su nueva aportación al 'noir gastronómico', mezcla otra vez recetas, sabores y 'coupages' con odios, envidias, intrigas y asesinatos. Su policía nació con 'El aroma del crimen' y su creador mezcla ahora «los aromas del vino tinto con toques de regaliz y tomillo». Alterna «las ambiciones del mundo del vino y las de la tele, donde el arribismo es salvaje y los codazos son descarados, mientras en el mundo del vino son más sutiles y aún tienen algo de misterio y de magia».