Hoy

Un cerdito de cuento infantil y la vida en colores y llena de seres

vídeo

:: lucas garra

  • «La escultura tiene una altura estupenda para los niños, que son el público más agradecido», dice Pedrosa

Paco es un cerdo de cuento. La escultura ha pasado una semana en casa de Juan José Pedrosa, que ha sido el encargado de plasmar su arte sobre la obra de Luis Martínez Giraldo. «Me dio mucha pena cuando se fue», reconoce este ilustrador infantil, que ha conseguido dar un punto de vista diferente a la Iberian Pork Parade. «La escultura tiene una altura estupenda para los niños, que son el público más agradecido y sincero, no mienten. Además, las obras van a estar en la calle, los niños van a verlas y les van a llamar mucho la atención», explica sobre su decisión de dibujar un campo para un cuento infantil.

En lo que a la exposición se refiere, Pedrosa está convencido de que es una buena iniciativa. «Sacar el arte a la calle me parece fundamental, que los cerdos vayan a estar en la calle y todo el mundo pueda verlos y tocarlos me parece una idea fantástica», asegura, añadiendo que desde el primer momento tuvo claro qué quería representar. La escultura es «un cerdo, que es típico de Extremadura. El cerdo está en el campo y en Extremadura hay campo. Estamos en primavera, así que pinté un campo primaveral», según Pedrosa, añadiendo que está contento con el resultado final. «Una vez que tenía la idea la plasmé en el cerdo. Lo primero fue darle tres manos de azul, en el cielo, y de verde, en el campo, y, sobre eso, trabajar.

Lo hice con un rotulador indeleble. Estoy acostumbrado a trabajar mucho con acrílico, pero van a estar en la calle y tienes que elegir una pintura que aguante la lluvia, el sol y que la gente lo toque», remarca este ilustrador.

La vida en colores y llena de 'Seres'

Seres es la firma de José Andrés Cardoso y también el nombre que le ha dado a una estructura creada por él. «Empecé con los Seres en 2005. Creo que todo el mundo puede pintar un retrato y llegar a técnicas más avanzadas. Sin embargo, es más difícil que te reconozcan por una pintura simple. Yo aposté por ello y a día de hoy los Seres han llegado a evolucionar hasta esto», explica este artista plástico.

Y son esos Seres los que ha llevado a la escultura de Luis Martínez Giraldo. «Son figuras simples que representan a las personas. Sin embargo, cuando los juntamos todos y les damos diferentes colores lo que se crea es algo agradable a la vista. Lo que quiere representar es la unión. Si todos nos uniéramos sería algo bonito», expone Cardoso. Los colores representan la posición, condiciones sociales, raza o sexo de los Seres y de las personas.

La parte de arriba de la escultura está repleta de colorido. «Representa la ilusión con la que yo trabajo. Para mí, la ilusión lo es todo. Es una explosión de color, que es como yo la representaría», señala Seres, que trasladó la escultura hasta el hábitat del cerdo ibérico. «Opté por sacarlo del taller y pintarlo en su medio natural, que es la dehesa. Fue una experiencia bonita. No llevábamos una base, ni un prediseño hecho. Allí empezamos a pintar tal y como iba saliendo», apunta el artista, añadiendo que le ha puesto a su obra el título de 'La vida en colores'.

A la hora de realizar el trabajo, Cardoso ha utilizado, sobre todo, aerosol, pero también esmalte sintético y rotuladores de acrílico.