Hoy

Manzanares toreará en la Maestranza en 2015

El torero José María Manzanares.
El torero José María Manzanares. / Afp
  • Es el primer diestro del denominado G-5 que termina con el veto a la plaza sevillana después de las disculpas de sus gestores

El diestro alicantino José María Manzanares toreará finalmente en Sevilla en la próxima Feria de Abril, según una nota emitida hoy por la empresa Pagés, gestora del coso sevillano. "La empresa Pagés comunica que, después de las conversaciones mantenidas con su apoderado y con el propio torero, José Mari Manzanares ha sido contratado para la temporada 2015 en la plaza de toros de Sevilla", ha informado Pagés en una escueta nota.

Manzanares ha sido el primer torero del denominado G-5 que ha sido contratado por los empresarios de Pagés Eduardo Canorea y Ramón Valencia.

El G-5 -completado por Julián López, 'El Juli', Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y José Antonio Morante, 'Morante de la Puebla'- se negó a actuar en la plaza de la Maestranza tras unas declaraciones de Canorea en un almuerzo con la prensa de Sevilla celebrado en noviembre de 2013 que acusó a los toreros de estar "en la parra" y cuestionó la legitimidad de los representantes de la asociación profesional de los matadores.

La temporada taurina 2014 en el coso sevillano se verificó sin el concurso de los cinco toreros agrupados en el G-5 y registró los peores resultados artísticos y económicos de los últimos años, además de acentuarse la tendencia de descenso del abono.

El pasado 17 de diciembre Canorea y Valencia pidieron disculpas en un comunicado a los cinco maestros que se negaron a torear el año pasado bajo la contratación de la empresa Pagés, saliendo al paso de las exigencias de petición de perdón que pidieron algunos de los toreros afectados.

"Estamos convencidos de que la Feria de Sevilla necesita de la participación de las principales figuras, como ha sido tradicional en esta plaza que para nosotros es la primera del mundo", explican los empresarios, y añaden: "La afición se merece que todos pasemos página y que, con buena voluntad y el consenso de todos, seamos capaces de ofrecerles lo mejor", indicaron los empresarios en un comunicado.

La ausencia de las primeras figuras del toreo provocó el hundimiento definitivo del abono de este año y contribuyó al escaso rédito artístico de un ciclo que estuvo marcado por la ausencia de público en los días centrales de la Feria de Abril.