Hoy

vídeo

Los focos de la cultura en Europa en el año 2011. / M. Schich

Así ilumina la cultura el mundo

  • Una espectacular herramienta de imágenes consigue mostrar cómo los movimientos artísticos han sido los protagonistas del progreso de las naciones

Los datos sobre los lugares de nacimiento y muerte de más de 150.000 individuos durante más de 2.000 años proporcionan conocimientos sobre los cambios artísticos que ha experimentado Europa y Estados Unidos y sobre cómo esos movimientos culturales han hecho progresar a las sociedades de cada época histórica. Así, para comprender mejor la propagación de las enfermedades, el aumento de los conflictos y la evolución de las ciudades, los investigadores han podido analizar cuantitativamente el impacto de los acontecimientos históricos individuales en las prácticas sociales.

El estudio, liderado por el profesor Maximilian Schich y publicado este jueves en la revista ‘Science’, explica que estos datos, unidos a los métodos de análisis físicos y biológicos, permiten observar los patrones por los que el individuo se ha sentido atraído por determinados lugares a lo largo de la historia.

Trazando un mapa de las muertes en comparación con los nacimientos, los investigadores consiguieron distinguir entre los países menos atractivos, las zonas preferidas para pasar largas temporadas y los sitios donde se produjeron muertes trágicas de gente joven, como en los casos de guerras o accidentes aéreos.

Los focos de la cultura en Estados Unidos en 2011.

Los focos de la cultura en Estados Unidos en 2011. / M. Schich

Su enfoque apunta a particularidades previamente pasadas por alto, como, por ejemplo, el aumento en el número de artesanos que acudieron a París a lo largo de la historia. "Realizar este análisis sin esta herramienta de visualización a gran escala requeriría un estudio detallado de grandes cantidades de datos muy diferentes", explica Schich.

Los investigadores sugieren que los patrones globales que se han descubierto gracias a su herramienta ayudarán a proporcionar una orientación sobre la predicción de crecimiento, tamaño y distancia de la distribución espacial de los habitantes del planeta durante 2.000 años.