No hay techo para las comparsas

La comparsa Caretos Salvavidas, que cumple 30 años, durante su ensayo de ayer en El Nevero. :: josé vicente arnelas/
La comparsa Caretos Salvavidas, que cumple 30 años, durante su ensayo de ayer en El Nevero. :: josé vicente arnelas

Tres agrupaciones de Badajoz cumplen 30 años en esta edición: Caretos Salvavidas, Los Desertores y Yuyubas Batirán el récord de participación en el desfile con 51 grupos y 5.800 participantes

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

No hay techo para las comparsas del Carnaval de Badajoz. Ni la crisis ni el tiempo hacen mella en este fenómeno. Cada año hay más, más numerosas y mejor preparadas. Dentro de tres semanas el desfile del domingo batirá un nuevo récord de participación con 51 comparsas y más de 5.800 personas siguiendo sus coreografías.

La lista suma una nueva comparsa con respecto a 2017. Se trata de Los Naranjitos. Es un agrupación humorística con 30 componentes. En su debut irán de vikingos y piratas y les acompañará un barco. Además repiten por segundo año las cuatro agrupaciones de otras localidades que debutaron el año pasado. Se trata de Anuba, Meraki, Valkerai y Aquelarre, llegados desde Barcarrota, Valdebótoa, Talavera la Real y Aceuchal. En total, las comparsas que se desplazan a la capital pacense desde otros puntos son 30, más de la mitad. Los pacenses pusieron en marcha esta fiesta hace tres décadas, pero el apoyo de los pueblos ha duplicado su fuerza.

Las favoritas para la victoria, un año más, serán Las Monjas de Torremejía, que se han impuesto 7 veces en los últimos 10 años. Lourdes Flores, su portavoz, está encantada con el empuje que tiene la fiesta. Su grupo ha viajado invitado a distintas partes del mundo y estas salidas también sirven para promocionar el evento. «Queremos que todos vean, también en toda España, que tenemos una pedazo de fiesta», dice Flores.

Las Monjas han estado en China recientemente y después del próximo Carnaval irán a Francia, a Mentón. Allí se celebra la Fiesta del Limón, donde se exponen esculturas elaboradas con esta fruta y donde desfilará la comparsa pacense. En cuanto a su disfraz este año, guardan el secreto absoluto por el momento. Solo desvelan que se trata de algo muy importante para ellos.

Los Lingotes, que el año pasado lograron arrebatar el título a la comparsa de Torremejía, también celebran el buen momento de las comparsas en la fiesta pacense. En su caso, según explica Manoli Sancho, su presidenta, la alegría es mayor porque se reconoce el valor de la tradición carnavalera de Talavera la Real.

Sancho, que además de comparsera es también la alcaldesa de esta localidad, puede presumir de que Talavera aporta a Badajoz tres comparsas referente (Lingotes, Valkerai y Atahualpa), un grupo menor que tiene dominada su categoría (Los Lokitos) y este año además una murga, ya que debuta 'Sa Terciao'.

Más

En cuanto a Los Lingotes, este año no faltará su marca, es decir, habrá dorado en su traje, pero a diferencia de 2017 no será el color dominante. Habrá blanco, negro, granate y rosa para recrear la música clásica. Su nombre es 'Amadeus' y, como siempre, la coreografía irá trabajada hasta el extremo.

El próximo desfile será especial para tres comparsas de Badajoz que están de celebración. Cumplen 30 años Los Desertores, Yuyubas y Caretos Salvavidas y todos celebrarán esta efemérides con guiños en sus trajes. En el caso de Caretos, por ejemplo, recordarán su primer traje, que fue de aztecas, pero lo harán de una forma especial. Serán 'La leyenda de Tenochtitlan', el mito en torno a la creación de la capital del Imperio Azteca, la actual Ciudad de México.

La leyenda dice que los fundadores de la ciudad escogieron ese lugar porque el dios del sol les ordenó afincarse en el lugar donde encontrasen un águila devorando una serpiente. En ese mito se inspirarán «para conmemorar nuestro primer año», recuerda Daniel Núñez, de Caretos, que confiesa que será un desfile especial.

Homenaje a Emilia Ledesma

También lo será para Los Pío pío. Esta comparsa ha estado a punto de no salir este año tras sufrir la muerte repentina de uno de sus miembros. Falleció Emilia Ledesma, la componente más veterana y muy importante en el grupo. Finalmente decidieron seguir adelante, pero convertir su participación de este año en un homenaje a Emilia. Por eso el nombre de Los Pío pío este año es 'Siempre eterna'.

El disfraz será de la fiesta de los muertos de México, pero está lleno de detalles inspirados en Emilia Ledesma, según explica el presidente de este comparsa, Gonzalo González. «Llevamos muchas flores en el traje porque le gustaban y un corazón de su color favorito, el verde, con su inicial».

Los 5.800 comparseros que desfilarán el próximo 11 de febrero no lo harán solos. Otro millar de personas cerrarán el pasacalles formando parte de los artefactos y los grupos menores. Ambas categorías también crecen y ganan fuerza en los últimos años. En concreto, habrá 29 artefactos y 19 grupos menores. En total casi 7.000 personas llenando de color Badajoz dentro de solo tres semanas. Los tambores ya se calientan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos