Dos semanas para empezar a dar la murga

Sa Terciao. Debutan llegados de Talavera la Real y en su primera actuación en el López serán 'Un españolito de a pie'. :: j. v. arnelas/
Sa Terciao. Debutan llegados de Talavera la Real y en su primera actuación en el López serán 'Un españolito de a pie'. :: j. v. arnelas

HOY visita los ensayos de tres grupos muy distintos: las veteranas Chimixurris, los novatos de 'Sa Terciao' y Los Camballotas de Olivenza Los grupos del carnaval pacense calientan motores para el primer concurso sin micrófonos

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Aún queda turrón por terminar en muchas casas, pero ya toca pensar en Carnaval. Dentro de dos semanas se levanta el telón en el Teatro López de Ayala por lo que el ambiente en los locales de ensayo de las murgas es frenético.

Tras dos bajas de última hora, el concurso contará con 25 agrupaciones, la cifra más baja de los últimos años. El certamen está pasando un bache de participación, pero los inscritos esperan compensarlo con calidad y creen que pronto aumentará el número de grupos gracias a la cantera que se está preparando en los colegios e institutos de la provincia (el programa Aulas del Carnaval).

El otro tema candente entre los murgueros es la mayor novedad de esta edición, el cambio en el sonido, o más bien, la ausencia de sonido. Por primera vez los grupos cantarán en el teatro sin micrófonos y sin refuerzo de sonorización. Lo decidieron ellos mismos por votación y ahora esperan que el experimento dé buenos resultados.

La sensación de cara a este desafío es muy distinta en cada local de ensayo. HOY ha visitado a tres de las murgas que se preparan para competir. Se trata de tres grupos con perfiles muy distintos: Las Chimixurris, veteranas y fijas de la final los últimos años, Los Camballotas, un grupo de Olivenza considerado imprescindible por el público por su rama cómica y unos recién llegados, 'Sa Terciao', que debutarán llegados de Talavera la Real.

Las Chimixurris
Las Chimixurris / José Vicente Arnelas

Las Chimixurris, por ejemplo, veteranas del concurso y con un gran nivel vocal, votaron a favor y creen que puede ser un paso adelante. Temen el comportamiento del público, ya sea porque hable demasiado o, al contrario, porque se callen para no molestar y falte ambiente. Esperan que funcione, pero no descartan dar marcha atrás de cara a los siguientes años si no funciona. Los Camballotas votaron en contra porque creen que les perjudica por su estilo, pero están dispuestos a asumirlo y siguen adelante. Para 'Sa Terciao' ha sido una sorpresa nada más llegar y al ser novatos es una gran incógnita.

Más allá de los micrófonos, en estos últimos días los grupos rematan el popurrí y repasan el resto del repertorio. Estefanía Pérez, de Las Chimixurris, asegura que ellas se preparan sin presión. «Nuestra filosofía es la del Cholo. Vamos partido a partido», bromea esta murguera. Su grupo se formó en torno a esta pacense. Presentó a sus amigas de toda la vida a las amigas de la universidad y el grupo de convirtió en un conjunto de Carnaval.

Las Chimixurris debutaron en 2007 como corsarias y ya en su primer año se colaron en semifinales. Llevan 12 años como murga y se caracterizan por unas voces muy cuidadas, de las mejores de todo el concurso, un repertorio crítico y una ambientación en la que siempre se acuerdan de Badajoz. En varias ocasiones se las han comparado con una comparsa de Cádiz por su estética aunque ellas sí que incluyen humor en sus letras.

Fueron la primera murga femenina en entrar en una final, pero no les gusta definirse por su género. «No se trata de murgas masculinas o femeninas, se trata de ser una murga y conseguir estar entre las mejores», dice Pérez.

El año pasado, con sus revolucionarias, lograron el quinto puesto, pero lo que más ilusión les hizo, explica Estefanía Pérez, es el reconocimiento en la calle. «Fue la primera vez que íbamos por ahí y la gente se sabía nuestras letras y nos las cantaba y fue muy bonito».

Este año se llaman 'Las Chimixurris cantan en el templete'. Su nombre hace referencia a San Francisco, pero no desvelan de qué personaje se trata. «Es en nuestra línea y es muy reconocible. Creo que va a gustar», avanza Pérez que revela su secreto para lucir el impresionante nivel de voces que tienen. «Ensayar mucho».

A diario están ensayando estos días Los Camballotas en su local de Olivenza, en el antiguo matadero de la localidad. En su caso trabajan mucho uno de los puntos fuertes de su grupo, la interpretación. Este grupo que destaca por su humor suele lograr que el público se ría solo con mirarles, por las caras y los movimientos, pero detrás de eso hay mucho trabajo para que cada gesto vaya coordinado. De hecho en su sede cuentan con un gran espejo en el que pueden observarse mientras ensayan.

Camballotas
Camballotas / Pakopí -

Familia y murga

Detrás de estos ensayos tan profesionales, sin embargo, hay un grupo de amigos, y no es un tópico, sino algo palpable. Los Camballotas son prácticamente una familia. De hecho cualquier espectador podrá comprobar, si se fija, que hay muchos rostros parecidos. Los más obvios son los de la pareja de gemelos, Eliseo y David, conocidos como 'Los mellis', pero hay otras dos parejas de hermanos: Alex y David y Manuel y Kike Sousa, este último, el letrista. Y además hay primos, vecinos... «Más que murga somos un grupo de amigos. Será muy típico, pero es verdad. Nosotros salimos juntos, jugábamos al fútbol junto de pequeños y los hacemos todo juntos. Nos hemos criado en el mismo barrio», dice Enrique Sousa, Kike.

Son una murga joven, con una media de edad de unos 28 años, pero con una amplia trayectoria en Carnaval. Debutaron hace 14 años en Olivenza como 'Travoltas' y llegaron a Badajoz en 2008 como pingüinos. En 2009 adoptaron el nombre de Camballotas y fueron muñecas recortables. En nueve participaciones han logrados estar seis veces en semifinales y una en la final. El año pasado, como ligones de discoteca, no lograron el pase y muchos les echaron de menos el viernes de Carnaval en el López de Ayala.

Manuel Sousa admite que ellos van a por todas en cada participación. «Nuestro objetivo, sea el puesto que quede, es llevar un buen repertorio y que la gente se ría. Luego, con un puesto u otro, estarás conforme o no porque nosotros vamos a ganar y el que diga lo contrario, miente». Este año lo intentarán como 'desconfiaos', un personaje muy distinto al del año pasado, pero también muy divertido y que les permitirá tocar más actualidad.

También se mostrarán críticos en su primer año los debutantes de 'Sa Terciao'. Este grupo llega de Talavera la Real al concurso. Entre sus filas solo hay un componente que conoce el certamen, pero aseguran que han trabajado mucho para defender un buen nivel. Están ilusionados. «Muchísimo. Y con ganas de que llegue», admite David Pino.

El grupo se formó en el pueblo, entre conocidos por lo que son una murga muy variada con jóvenes de 20 años y otros más veteranos y por eso escogieron de nombre una expresión que se usa mucho en Talavera cuando algo sale adelante. En su primer año han escogido ser 'Un españolito de a pie'. «Es un personaje normal que mucha gente reconocerá. Se sentirán muy identificados», defiende Pino que explica que 'Sa Terciao' nace con ganas de durar. Esperan estar mucho tiempo en el Carnaval de Badajoz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos