Hoy

¡Viva Badajoz, su gente y su Carnaval!

Hacía ya más de diez años que no me disfrazaba por Carnaval pues la última vez que lo hice fue con un gran amigo en su pueblo natal de Isla Cristina al que quería como a un hermano pero que a sus treinta y pocos años abandonó su cuerpo (pues para mí la muerte no existe) y se llevó con él mis ganas de disfrazarme y mi alegría en Carnaval... pero de pronto... de la mano de mi querido amigo y director Isidro Leyva, conozco a Juanjo, Mely, Isabel y al Excelentísimo Ayuntamiento de Badajoz, a mis bellos/as compañeros/as del Jurado, a ti Natalia... y con vuestro cariño, vuestra profesionalidad y vuestra alegría me cautiváis y enamoráis... Por otra parte, en el Teatro, espacio al cual amo y siento cómo mi segunda casa sea de la ciudad que sea... aparecen las Murgas con su riqueza artística y cultural que va desde el Arte Representativo hasta al más Abstracto pasando por El Absurdo, El Surrealismo y El Dadaísmo... y con ellas comienzan a sonar los Pasodobles y Cuplés que en más de una ocasión humedecen mis ojos y sacan mi carcajada más valiente y ácida... después vinieron los/as niños y niñas con sus comparsas y Badajoz en sus calles y consiguen que broten en mí los recuerdos de mi más tierna infancia con mi madre y mis hermanos/a preparando nuestro disfraz y desfilando por mi amada Huelva allá por los Años 80... Aún no he visto el Desfile de Adultos pero también tendré ese privilegio y en primeras filas junto a algunos de mis compañeros más otros/as que ya tengo el gusto de conocer personalmente y se que ahí y en ese momento será donde ya definitivamente confirmaré que vosotros/as, Badajoz y su buena gente habréis conseguido volver a despertar totalmente mi Espíritu Carnavalero además de robar mi Corazón... culpable de todo esto que os cuento habrá sido mi Amado San Juan Bautista del que soy devoto y costalero en el pueblo onubense de Alosno y que también descubro en Badajoz como vuestro Bendito Patrón...

En definitiva: Muchas gracias... que Dios os bendiga y ojalá que podamos vivir juntos esta maravillosa experiencia los años que Dios y las circunstancias nos permitan, mi más cordial saludo y que ¡viva Badajoz, su gente y su Carnaval!