Hoy

«Pacense y carnavalero, de Badajoz al mundo entero»

Los pregoneros, Loles León y Julián Quintanilla, anoche en el balcón del Ayuntamiento. :: c. moreno
Los pregoneros, Loles León y Julián Quintanilla, anoche en el balcón del Ayuntamiento. :: c. moreno
  • La actriz Loles León y el cineasta Julián Quintanilla abren la veda al Carnaval, que toma la calle hasta el martes

«Pacense y carnavalero de Badajoz al mundo entero», «tíñete el alma de color con el Carnaval de Badajoz» y «viva el Carnaval de Badajoz».

Estos fueron los gritos de guerra carnavalera que la actriz Loles León y el cineasta pacense Julián Quintanilla gritaron anoche desde el balcón del Ayuntamiento para celebrar el reinado de Don Carnal hasta el martes. La actriz apareció como la diosa del viento, con un exuberante vestido y un tocado de fantasía, coronado por la Torre de Espantaperros. Quintanilla le acompañó disfrazado de piloto, con Puerta Palmas en un hombro y una corneta con la que jaleó al público.

Quintanilla y Loles están llevando el nombre de Badajoz por media España y medio mundo con el mediometraje El mundo entero, escrito y dirigido por el vecino de San Roque y protagonizado por su musa, a la que aquí ya se le llama la Chary, el nombre de su personaje.

Y lo seguirán haciendo. Anoche desde el balcón del Ayuntamiento, la actriz anunció que en la próxima película que va a grabar con Quintanilla saldrá el Carnaval de Badajoz.

Anoche, además, se propusieron empujar y hacer fuerza para que el Carnaval de Badajoz se convierta en Fiesta de Interés Turístico Internacional. El objetivo ya está en marcha y su intervención como pregoneros, sin duda, servirá para engrosar el expediente de la candidatura.

Los pregoneros levantaron una enorme expectación y fueron seguidos desde la Plaza de España por miles de pacenses. Comparsas y familias enteras se agolparon para escucharlos. Badajoz tiene ganas de Carnaval y ayer se notó.

La jornada carnavalera empezó desde bien temprano. Los niños en lugar de mochilas llevaron ayer al colegio sus disfraces. Héroes, princesas, animales, magos, indios y vaqueros vivieron la jornada escolar más festiva del año. Algunos colegios sacaron la celebración del Carnaval fuera de las aulas para envidia de los que aún tenían que apurar su jornada laboral antes de ponerse el disfraz.

La tarde también fue de los niños. La cantera de las comparsas se echó a la calle para desvelar el secreto mejor guardado de cada grupo, sus disfraces. Muchas familias acompañaron a los pequeños durante todo el recorrido del pasacalles.

Y, después del pregón, llegó la primera gran noche del Carnaval que se vivió con la misma intensidad dentro y fuera del teatro López de Ayala. Dentro, se celebró la final del Concurso de Murgas con las butacas llenas. Fuera, comparsas, artefactos y muchos pacenses se concentraron en San Francisco para seguir a las murgas desde las pantallas gigantes y echarse los primeros bailes a ritmo de percusión. El tiempo se ha puesto de parte del Carnaval y la previsión meteorológica augura unas fiestas casi primaverales con 20 grados de máxima y 5 de mínima y cielos despejados. Todo a favor para que la ciudad viva en todo su apogeo el Carnaval hasta que el martes entierre a la sardina.