Hoy

La Defensora del Pueblo sugiere endurecer la normativa del ruido en la zona centro

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha sido la última en pronunciarse sobre el conflicto del ruido en el Casco Antiguo. A petición de un vecino particular, residente en esta zona, Becerril ha enviado, hace apenas 18 días, tres sugerencias al Ayuntamiento de Badajoz para mejorar la situación de los ciudadanos residentes en esta zona, declarada como saturada por acumulación de ruidos en octubre de 2014.

La primera de ellas es potenciar la vigilancia y el control del cumplimiento de la normativa ambiental, reforzar el servicio de policía destinado a las calles conflictivas y adoptar medidas preventivas para dispersar la aglomeración de personas en la vía pública e impedir las molestias que ocasionan a los vecinos.

El segundo apunte de la Defensora del Pueblo es modificar la normativa para hacer más restrictivas las actividades que se ejerzan en el Casco Antiguo. Y, por último, Becerril sugiere realizar mediciones periódicas de niveles sonoros y sancionar a los titulares de los establecimientos cuando incumplan la normativa. Según la web de la oficina del Defensor del Pueblo, el Ayuntamiento aún no ha contestado.