Los visitantes se quedan 1,6 días en Cáceres

M. M. N. CÁCERES

Los rodajes, el título de capital gastronómica que nos puso en el escaparate y el lujo de la ciudad monumental son los grandes argumentos del éxito turístico en 2015 y 2016. Cáceres estaría pagando ahora los buenos datos de otros ejercicios en los que se habría tocado techo. Hasta se habría pecado, añade el empresario Arturo González Calzada, de exceso de triunfalismo. Pese a ello, avanza que 2018 será un buen año de nuevo: «Si se controla el tema de los ilegales, arrastrará cifras más agradables», vaticina. Sugiere que esa es la línea que debe defender la administración, más que pelearse con un INE que en años anteriores nadie cuestionó cuando daba resultados más positivos.

Sin embargo, la alcaldesa dejó patente el miércoles que su intención es que prevalezca que 2017 fue un buen año. «Venimos de cifras muy positivas y nosotros vamos a hacer nuestro propio balance. Si hay que corregir al INE, se corrige facilitándole los datos». Elena Nevado también hizo un guiño a esa gran apuesta tecnológica de la que Cáceres es beneficiario con el proyecto de Red.es por el que se podrá hacer un seguimiento exhaustivo y hasta conocer el perfil de los visitantes: «No habrá cifras distorsionadas». El área municipal de Turismo habla de «gran» diciembre. La oposición critica que pueden ser datos 'cocinados'. El mecanismo de recuento, responde el PP, es el mismo que se hacía con el PSOE en el Gobierno. El INE, hasta noviembre, recoge que se pierden 16.000 pernoctaciones. Pero los turistas se quedaron en la ciudad el mismo tiempo en 2017 que en 2016: 1,6 días de media.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos