Un vigilante velará por la seguridad a diario en la cuarta planta del Múltiples

Un vigilante estará regularmente en la planta 7,5 horas. :: j. rey/
Un vigilante estará regularmente en la planta 7,5 horas. :: j. rey

La Junta de Extremadura reconoce que «urge garantizar las condiciones» y adjudicará el servicio por 35.000 euros

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

La Junta de Extremadura refuerza la seguridad en la cuarta planta del edificio Múltiples. La decisión se tomó a finales del pasado mes de mayo, después del incidente protagonizado por una pareja y que se saldó con amenazas de muerte para un trabajador y agresiones físicas a dos más.

Tuvieron que intervenir agentes del Cuerpo Nacional de Policía y desde la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales se anunciaron medidas. Una de ellas será la presencia de forma regular, durante siete horas y media cada día, de un vigilante de seguridad sin armas. La cuarta planta del bloque administrativo es su principal foco de conflictos. Allí se encuentra el servicio de adjudicación de viviendas sociales. Los trabajadores se ven obligados a lidiar cada día con situaciones problemáticas que en algunos casos se han saldado con agresiones. Los sindicatos ya habían advertido del problema, que se agravó meses atrás por la avería del arco de seguridad.

Lo que va a hacer la Consejería de Sanidad es dar continuidad a la presencia de un profesional de seguridad en esa cuarta planta. Para ello contratará los servicios de una empresa especializada. Ese contrato acaba de salir a a licitación por un importe de 35.607 euros.

La intervención consiste en que haya un vigilante no armado en la cuarta planta desde las siete y media de la mañana hasta las tres de la tarde de lunes a viernes, excepto los días festivos. La Junta de Extremadura reconoce que se trata de una necesidad. Admite que se ha podido comprobar «la carencia de un mecanismo de respuesta inmediata en el actual contrato de vigilancia del edificio compartido Múltiples de Cáceres». Las dependencias cuentan con unos 15.000 metros cuadrados que se dividen en nueve plantas. Una parte es de la administración regional y la otra de Correos. «Las amenazas verbales, por desgracia, se repiten d e forma asidua», denunció el pasado mes de junio Miguel Lázaro, delegado sindical de CSIF.

«Urge garantizar las condiciones de seguridad tanto para los empleados públicos que desarrollan labores de atención presencial a demandantes de determinadas prestaciones de vivienda social en materia de vivienda como a los ciudadanos», apunta la propia Junta en la justificación del concurso abierto. Asume, a la vez, que el vigilante deberá «afrontar situaciones de conflictos y evitar agresiones».

Fotos

Vídeos