Vecinos y usuarios piden más mantenimiento para la Ronda Norte

Un padre y su hija pasean por la zona reservada a los peatones, dodne se aprecia el pavimento agrietado / ARMANDO MÉNDEZ

El carril que usan ciclistas y peatones está agrietado y levantado por las raíces de los árboles a su paso por el R-66 o Vegas del Mocho

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

«La Ronda Norte da un servicio estupendo, tanto a los vehículos como a las personas. Pero hay una cuestión que es inexorable: el paso del tiempo. Hace falta un mantenimiento periódico». La reivindicación es de Jacinto Mellado, el presidente de la asociación de vecinos de Mejostilla.

Este barrio es uno de los grandes usuarios del carril para bicis y peatones de 12 kilómetros (seis en cada sentido) que discurre de forma paralela a la calzada de la Ronda Norte. Trece años después de su puesta en marcha, se ha convertido en una zona de esparcimiento de referencia para los cacereños. Pero acusa desgaste. El pavimento está agrietado, hay mobiliario urbano dañado, los paneles instalados a lo largo del recorrido no se pueden leer porque el sol ha borrado todo su contenido y las raíces de los árboles han comenzado a levantar el suelo en tramos como el R-66 o Vegas del Mocho, con el consiguiente peligro que ello supone para los ciclistas.

«Nuestra principal queja son las raíces de los árboles», resume una usuaria habitual de la Ronda Norte mientras pedalea a la altura del restaurante McDonald's de Montesol. «Hay baches y la calzada está levantada. Pero nos viene muy bien para dar paseos y para comunicar unas zonas con otras», indica Leticia Sánchez, vecina de Mejostilla mientras camina acompañada de su perro.

El Ayuntamiento es la institución responsable de la puesta a punto de esta vía y sus dotaciones

Vecinos y usuarios de este gran corredor reclaman más mantenimiento. «Inaugurada en octubre de 2004, la Ronda Norte se ha visto abandonada progresivamente hasta alcanzar el nivel actual de degradación (...) No se ha llevado a cabo ni el más mínimo mantenimiento del mobiliario urbano en trece años. En estas circunstancias, hablar de otras actuaciones necesarias, como la mejora del aislamiento acústico, resulta irrisorio», escribía el pasado 24 de agosto Fidel Pozas, colaborador de la sección 'Plaza Mayor'.

Todas las miradas, en este caso, apuntan al Ayuntamiento de Cáceres. Del Consistorio depende el mantenimiento de la Ronda Norte. La Junta de Extremadura se encargó de costear la obra, cuyo presupuesto ascendió a 23 millones de euros. Una vez terminados los trabajos de construcción, el gobierno extremeño traspasó la Ronda Norte al Ayuntamiento para que se hiciese cargo de su gestión y cuidado.

Este diario se ha puesto en contacto con el Consistorio para saber si tiene previsto mejorar el estado del carril utilizado por peatones y bicicletas, sin obtener respuesta sobre este asunto. Donde sí ha actuado el Ayuntamiento ha sido en la calzada principal de la Ronda Norte. En 2014, por ejemplo, se repusieron todas las señales, que estaban descoloridas y deterioradas. La medida afectó a 169 placas y supuso un desembolso de 12.000 euros.

Un recorrido por este transitado carril permite comprobar que una de las zonas más afectadas por el deterioro es la comprendida entre la glorieta de Héroes de Baler y el IES Universidad Laboral, un tramo utilizado por los alumnos que se desplazan a pie al IES Universidad Laboral, aunque ya tienen bus desde Mejostilla.

Los carteles que salpican el recorrido están descoloridos y deteriorados
Los carteles que salpican el recorrido están descoloridos y deteriorados / ARMANDO MÉNDEZ

Los habituales de la Ronda Norte se han acostumbrado ya a encontrarse paneles sin contenido durante su paseo. En algunos casos, estos paneles sirven de lienzo para pintadas vandálicas. La falta de mantenimiento del carril para bicis y peatones también ha llegado hasta el buzón de quejas ciudadanas que gestiona el Consistorio, donde también los usuarios han solicitado que se coloquen más fuentes durante el recorrido y han dejado constancia del mal estado de algunas papeleras.

«Para nosotros la Ronda Norte se ha convertido en algo fundamental. Por eso pedimos un mantenimiento periódico», zanja Jacinto Mellado. Para ilustrar el calado que esta vía tiene entre los vecinos remite a la convocatoria del próximo 23 de septiembre. Para ese día la asociación de vecinos ha organizado el 'Reto Ronda', un conjunto de actividades deportivas (carrera y ruta senderista) que tienen a la Ronda Norte como escenario principal.

Concebida como alternativa para descongestionar de tráfico accesos al centro urbano como la avenida de Hernán Cortés, la Ronda Norte entró en servicio el 6 de octubre de 2004. Trece años después, se ha convertido en una vía imprescindible para los cacereños. Nadie, a estas alturas, cuestiona su utilidad y el servicio que presta a la ciudad. Pero vecinos y usuarios piden al Ayuntamiento que la ponga al día.

Fotos

Vídeos