Varias generaciones de cacereños han puesto voz a su Orfeón desde 1964

1
1

Se le acaba de conceder la Medalla de Extremadura tras la propuesta hecha por los médicos y farmacéuticos Está considerada la agrupación polifónica más antigua de la región

SERGIO LORENZO CÁCERES.

A Juan Carlos Bravo, actual presidente del Orfeón Cacereño, le resulta difícil contestar a la pregunta: «¿Qué cuántos cacereños han pasado por el Orfeón? No sé... Pon que cientos. Sí, cientos porque ahora somos 45, pero ha llegado a tener más de 70 componentes... y son muchos años». Exactamente son 53 los años que tiene esta formación, la agrupación polifónica más antigua de la región, que el próximo 7 septiembre recibirá la Medalla de Extremadura.

Fue en noviembre de 1964 cuando se creó el Orfeón Provincial de Cáceres, que en el año 1980 pasó a llamarse Orfeón Cacereño, tal y como se le sigue conociendo en la actualidad. La idea de crearlo fue del entonces alcalde de Cáceres, Alfonso Díaz de Bustamante y Quijano, el hombre que potenció la Ciudad Monumental. Se lo encargó a Francisco Cebrián que era entonces el director de la Banda Municipal.

Después de más de medio siglo de actuaciones, hace unos días el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, llamó por teléfono a Juan Carlos Bravo para darle personalmente la noticia de que el Orfeón Cacereño será Medalla de Extremadura. En el acto institucional estarán acompañados por otro cuatro premiados: el cantante Pepe Extremadura; María Victoria López, directora de Médicos Mundi Extremadura; el Club Femenino de Fútbol Santa Teresa y el Colegio San José de Villafranca de los Barros.

La agrupación se creó al encargárselo el alcalde Bustamante al director de la Banda MunicipalHa realizado más de mil actuaciones, algunas de ellas en Italia, Francia, Austria e IsraelActualmente está compuesto por 45 miembros y busca nuevas voces

«Es el segundo año que estábamos propuestos», detalla Bravo. «El año pasado nos propusieron para recibir la Medalla los cronista de Cáceres; esta vez lo ha hecho el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de Extremadura y el Colegio de Médicos de Cáceres».

Su presidente asegura que para el Orfeón es algo muy importante el recibir el máximo galardón de Extremadura, y explica que a lo largo de su extensa historia nunca se han olvidado de pasear el nombre de Cáceres y la región extremeña allá por donde han actuado, que han sido numerosos países.

En alguna información se ha indicado que el Orfeón de Cáceres ya tenía este galardón, pero no es así. El malentendido obedece a que en 1990 recibió la Medalla la Federación Extremeña de Corales que entonces estaba compuesta por 12 coros, entre ellos el Orfeón Cacereño. Como tal, sí le correspondía una parte y sus miembros ya estaban orgullosos de ello.

Trini León

Una de las personas que más han trabajado por esta agrupación musical fue Trinidad León, que en 1969 pasó de ser componente a directora. Ese puesto lo desempeñó durante 22 años. En 1989 el Orfeón celebraba sus primeros 25 años y León aseguraba que este diario que la agrupación era una gran familia, unida por el cariño y el amor al canto, «es muy bonito ver cómo han ido pasando generaciones, hijos de los integrantes primeros que se han ido incorporando al grupo».

Por entonces ya habían realizado cerca de 600 actuaciones por ciudades de toda España, habían participado en concursos, en festivales, hicieron grabaciones para Televisión Española y habían ofrecido conciertos en el extranjero como Portugal, Austria e Israel.

En 1991, a Trinidad León le sustituyó por poco más de un año Francisco Rodilla, director del coro de la Universidad de Extremadura. Luego, hasta el año 2003, la directora fue Kariné Gueyvandola. Desde entonces quien dirige el Orfeón es la pianista María del Castillo Ventosa Cosío, madre del tenor Alonso Torres.

Ya son más de mil las actuaciones en su haber. Entre las más destacadas están las que hicieron a finales de los años ochenta en Belén, San Juan de Acre y Jerusalén. Han actuado en el hogar de españoles en París, y en mayo del 2000 en la misa de acción de gracias en la Basílica de San Pedro del Vaticano, con motivo de la beatificación del obispo Manuel González García. En 2014 actuaron en Toledo, en el centenario del Greco, y en julio de 2015 en Ávila y Alba de Tormes, en el 500 aniversario de la muerte de Santa Teresa de Jesús.

Hace unos meses, el propio Orfeón Cacereño promovió la creación la Federación de Corales y Patrimonio, con agrupaciones de Ciudades Patrimonio. También participan el Orfeón La Paz de Tenerife, el Petit Cor de Ibiza, el Grupo Tutto Voce de Segovia, la Schola Cantorum y la coral Alcaba de Alcalá de Henares, y la Coral Augusta Emérita, de Mérida.

Pero el Orfeón no descansa, y ahora está buscando nuevas voces. «Estamos esperando a que se anime la gente a participar», afirma Juan Carlos Bravo.

Fotos

Vídeos