Los usuarios también fuman en el interior del San Pedro de Alcántara

Colillas en la octava planta del San Pedro de Alcántara :: f.g.

FRANCIS GONZÁLEZ CÁCERES

La ley antitabaco no se cumple en los recintos de los hospitales cacereños, pero tampoco en el interior del San Pedro de Alcántara, donde este diario ha podido comprobar que hay usuarios que fuman.

En las escaleras de emergencia, o algunos cuartos de baño son lugares donde es habitual la presencia de colillas o ceniza, pero aún más sorprendente es el aspecto que presenta la octava planta del hospital cacereño. En ella se encuentra la maquinaria del ascensor y hay que subir andando desde la planta número siete. Al cruzar la puerta de la escalera del piso de abajo ya se puede notar un exagerado olor a tabaco. Allí se puede encontrar una mesa, un cartel que prohíbe el consumo de esta sustancia y cuatro asientos frente a una puerta que restringe el paso a la sala de máquinas del elevador.

El consumo de tabaco en el interior del Hospital San Pedro de Alcántara no es un problema nuevo. El pasado mes de diciembre tras una plaga de moscas que obligó al cierre de seis quirófanos, y una auditoría de seguridad para solventar las deficiencias, apareció la cerradura de una ventana manipulada con el propósito de poderla abrir sin el debido control, posiblemente para fumar, argumentó entonces Juan Carlos Escudero, director asistencial del área de Salud de Cáceres. En la actualidad pueden encontrarse ventanas abiertas en zonas donde hay colillas, como en las escaleras de emergencia.

En la octava planta del centro hospitalario se aprecia un exagerado olor a tabaco

Extremadura es la región europea con la tasa de fumadores de tabaco más alta de Europa, con un 25,6 por ciento de la población. Este dato se traduce en una incidencia de cáncer de pulmón superior a la media nacional, pues 56 extremeños de cada 100.000 sufren finalmente esta enfermedad.

Fotos

Vídeos