El trasvase del Almonte garantiza el suministro y bombea sin parar desde 2015

Imagen del pantano Guadiloba ayer por la tarde, al 40 por ciento de capacidad, según los datos de Canal de Isabel II./Armando Méndez
Imagen del pantano Guadiloba ayer por la tarde, al 40 por ciento de capacidad, según los datos de Canal de Isabel II. / Armando Méndez

Evita que se declare en Cáceres la situación de prealerta y es el período más largo de tiempo en que permanece activo de forma ininterrumpida

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

El abastecimiento de agua a Cáceres está garantizado, pero no por las reservas que almacena el pantano del Guadiloba, que apenas está al 40 por ciento de su capacidad, sino por el suministro que llega desde el río Almonte, en la cola del pantano de Alcántara, que cumple este mes de agosto dos años y medio de actividad ininterrumpida. Bombea agua sin parar desde febrero de 2015, el período más largo de tiempo desde que se construyó el trasvase, hace 25 años.

La situación es preocupante, como en el conjunto de la región y del país, por la escasez de agua acumulada en los pantanos y la prolongación de la ausencia de lluvias. Aunque hay motivos para tal preocupación y para tomar conciencia de la necesidad de ahorro en el consumo, el escenario no es de alarma porque la capital cacereña cuenta con el trasvase del Almonte y el sistema de bombeo que eleva el agua desde ese río hasta el pantano de Guadiloba. Ni siquiera técnicamente se puede calificar la situación de prealerta, de acuerdo con los planes y los indicadores de sequía que maneja la Confederación Hidrográfica del Tajo, CHT, que fija tres umbrales en función de las reservas disponibles: prealerta, alerta y emergencia.

El abastecimiento a la capital sí podría ser ahora mismo considerado como en situación de prealerta por las reservas del pantano, al tener menos de la mitad del agua, ocho millones de metros cúbicos, pero tal calificación necesita además que el Almonte, es decir el pantano de Alcántara, se encontrara tan bajo que resultara imposible el funcionamiento de las bombas del trasvase. El mecanismo puede bombear agua a menos que el nivel de Alcántara baje de la cota 191 y l día de ayer se encontraba en la 2013, es decir que hay un margen de seguridad y de tranquilidad de 12 metros. Por debajo de esa cota no podrían funcionar las bombas del trasvase porque quedarían por encima de la superficie del río.

Prealerta

De esta manera, se puede decir que el trasvase del Almonte salva de la consideración de prealerta al abastecimiento de la ciudad de Cáceres, municipio al que se añaden Sierra de Fuentes y Malpartida de Cáceres, algo más de 100.000 habitantes.

Desde la empresa concesionaria del servicio, Canal de Isabel II, se señala precisamente que mientras pueda estar activo el trasvase del Almonte, el abastecimiento está garantizado y se evita la entrada en un escenario técnico de prealerta.

Cabe señalar que el trasvase lleva activo de forma continuada más tiempo que nunca desde que se construyó en julio de 1992. Está bombeando sin parar desde febrero de 2015. Son dos años y medio, en concreto 924 días. Los anterior récords de funcionamiento ininterrumpido fueron entre agosto de 2004 y octubre de 2006, período en que funcionó 806 días seguidos, y entre diciembre de 2007 y diciembre de 209, cuando llegó a 752 días. Como se recordará, el trasvase se desactiva cuando el Guadiloba alcanza un nivel de agua sobrado, por encima del 70 por ciento.

Para que eso ocurra tiene que llover y habrá que esperar ya al otoño. La falta de precipitaciones en lo que va de año ha impedido ganar reservas en el Guadiloba. Los datos que maneja Canal de Isabel II indican que en el primer semestre de este año han caído tan sólo 167,7 litros por metro cuadrados, frente a los 291,6 del mismo periodo del pasado año, es decir un 42,5 por ciento menos.

Datos

Reservas
El Guadiloba estaba ayer el 40 por ciento, con apenas 8 millones de metros cúbicos, según datos de Canal de Isabel II.
Trasvase récord
El bombeo del trasvase está activo de forma ininterrumpida desde el mes de febrero de 2015, el período de tiempo más largo desde que se construyó en 1992. El trasvase se desactiva cuando el Guadiloba tiene reservas suficiente, por encima del 70 por ciento.

Según los datos de la empresa concesionaria, el Guadiloba se encontraba a ayer al 40 por ciento de su capacidad, en la cota 354,3, con lo que el agua embalsada es de unos 8 millones de metros cúbicos. Esta medición difiere de la de la CHT, que sitúa el nivel del pantano en el 49 por ciento, con un volumen almacenado de 10 millones de metros cúbicos.

En cualquier caso se trata de un nivel similar al del año pasado, tanto con los datos de la CHT como de Canal de Isabel II. Por su parte, el Almonte estaba ayer en la cota 203, que son aproximadamente 10 metros por debajo de la de hace un año.

23.000 metros cúbicos

El Guadiloba se nutre del agua que bombea el trasvase desde el Almonte, aunque en verano no cubre por entero las necesidades de la ciudad. Eleve una media de 23.000 metros cúbicos al día cuando el consumo en estas fechas de calor ronda los 33.000 metros cúbicos de media. En concreto, el consumo del pasado día 11, vienes, fue de 34.671 metros cúbicos.

El gasto total durante el pasado julio fue de 1.045.024 metros cúbicos, mientras que el agua trasvasada del Almonte llegó a a 731.000 metros cúbicos, una cantidad menor de lo que consumen los cacereños al cabo del año. En este sentido cabe señalar que Canal de Isabel II tiene previsto acometer una renovación del sistema de bombeo del Almonte para mejorar su eficacia y poder aumentar la capacidad de elevación de agua hasta los 28.000 metros cúbicos diarios, que sería suficiente para los consumos se producen en la mayor parte del año, fuera de los meses de verano.

Fotos

Vídeos