Los técnicos recomiendan ampliar dos metros los pasos de peatones de la zona de la Cruz

Cruce de Gil Cordero con la Plaza de América donde se proponen cambios. /Lorenzo Cordero
Cruce de Gil Cordero con la Plaza de América donde se proponen cambios. / Lorenzo Cordero

El Ayuntamiento de Cáceres desestima la propuesta de Fecons de cambiar la ubicación para evitar las aglomeraciones que se producen a ciertas horas

Manuel M. Núñez
MANUEL M. NÚÑEZCáceres

Es una situación repetitiva. Al menos a ciertas horas del día. Las personas se acumulan para cruzar la calle. Ocurre en Gil Cordero y Ronda del Carmen a la altura de la Plaza de América. La Federación de Empresarios de la Construcción (Fecons) presentó hace unos meses su propia propuesta de mejora al Ayuntamiento. Se trataba de trasladar unos metros en dirección hacia la Cruz de los Caídos ambos puntos de paso. Era una actuación de «un mínimo coste, pero muy beneficiosa». Los técnicos del Consistorio hacen algunos matices.

Desde la Sección de Viales y Tráfico, en un informe del pasado 27 de septiembre, se apunta que la modificación propuesta «puede beneficiar al tránsito peatonal», pero a la vez «disminuiría la capacidad de vehículos en espera ante esos pasos de peatones, aumentando –se reseña– la probabilidad de que las colas puedan llegar a obstaculizar el movimiento de otros vehículos». Además, a ello se añade que estamos, por el número de vías que confluyen y la intensidad del tráfico, de «la intersección más compleja» de la capital.

La simplicidad que se apuntaba desde Fecons para los servicios técnicos municipales no lo es tanto. Habría que hacer obras, se deberían trasladar dos columnas y dos báculos con semáforos, habría que adaptar las arquetas y conducciones, se tendrían que repintar las señales y, además, retirar unos 22 metros de barandilla. También sería necesario construir nuevos vados en las aceras y reponer pavimento. Se requiere la autorización de la Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura.

Esos son los motivos por los que en el área de Viales se plantea una posible «solución intermedia entre lo existente y lo propuesto». Y se explica:«Consistiría en una ampliación del ancho de los dos pasos de peatones», que pasarían de tener 5 metros a 6,50 o 7. Esos dos metros de amplitud adicional resultan la solución más sencilla y a la vez la menos gravosa.

«Aumentaría la capacidad de tránsito y de espera de peatones en estos pasos, afectando en menor medida a la capacidad de vehículos detenidos», se detalla en el informe municipal. Además, solo sería necesario intervenir en la señalización horizontal y los semáforos se mantendrían donde están.

Pese a esa alternativa de los técnicos, desde el equipo de Gobierno se ha optado por seguir como hasta ahora. De hecho se apoya en la idea de no hacer cambios, que también mencionaba Viales, para «mantener la situación actual» a la altura de la Plaza de América. Fecons, que había aconsejado pequeñas obras de mejora en otros puntos de la ciudad, hablaba de «sugerencias sencillas y que serían muy agradecidas por los cacereños». En Gil Cordero es habitual el colapso en el tránsito de personas en horas punta. Se suman la estrechez de las aceras y la ubicación del paso cebra. Sin embargo, el Ayuntamiento ha decidido archivar la iniciativa de los constructores.

Rincón de Ballesteros

Donde se va a actuar es en Rincón de Ballesteros. La delegada municipal había solicitado la instalación de reductores de velocidad en la Avenida de los Conquistadores. La Junta de Gobierno local acordó su colocación el pasado día 20 de octubre. Serían limitadores de tres centímetros de resalto y 60 de desarrollo. A ellos se añadirían otros más a la entrada del pueblo. El presupuesto previsto es de 2.536 euros.

Desde Alcaldía, igualmente, se han dado instrucciones a los servicios técnicos para la colocación de un cartel que dé la bienvenida a quienes lleguen a la pedanía.

Fotos

Vídeos