Jesús del Perdón y Cristo del Amparo, dos devociones

Cristo del Amparo bajando anoche a la ciudad. :: /LORENZO CORDERO
Cristo del Amparo bajando anoche a la ciudad. :: / LORENZO CORDERO

: CÁCERES.

Jornada austera la del Martes Santo en Cáceres. Tiene fama de ello. Por el escaso acompañamiento musical de sus dos procesiones, y el silencio que impregna a ambas, principalmente a la que salió a las once de la noche desde la ermita del Amparo, en las estribaciones de la Montaña. Una peregrinación callada hacia una ciudad iluminada que vive intensamente la Semana Santa.

Antes, la Cofradía de los Ramos y su extraordinaria imagen del Jesús del Perdón (autor anónimo de la escuela castellana, finales del siglo XVII), salieron desde San Juan y recorrieron un itinerario nuevo, en parte por la desaparecida tradición de liberar a un preso, lo que se hacía a su paso por la Audiencia Provincial. Antiguamente, incluso, se bajaba hasta la prisión. Su vía crucis hizo paradas coincidieron con los tres conventos de clausura de la ciudad

El Cristo del Amparo data del año 1671 y es adornado con flores silvestres para acentuar el signo de austeridad. A lo largo de su recorrido, con el único acompañamiento musical de un timbal destemplado, se realizó la proclamación del Sermón de las Siete Palabras. Se guardó en San Mateo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos