Costaleros y la voz de Tamara Alegre en las calles de Cáceres

Santo Domingo. Salida a costal del Jesús de la Salud. :: jorge rey

: REDACCIÓN CÁCERES.

Muchos cacereños acudieron ayer a las puertas del templo de Santo Domingo para ver la salida, a costal, del paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud en su Injusta Sentencia, una composición que se ha ido completando con varias imágenes, como la de Poncio Pilato, un sanedrita, que se incorporó en la Semana Santa del año pasado, o Claudia Prócula, que lo hizo en 2015 popularizando el nombre de la esposa del prefecto que condenó a Jesús. Así pues, a las ocho y cuarto la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Salud comenzó su procesión por las calles de Cáceres.

Mucho público. Los cacereños inmortalizan el paso con sus móviles
Mucho público. Los cacereños inmortalizan el paso con sus móviles / JORGE REY

El paso fue llevado por 72 costaleros y en el desfile participaron a rededor de 230 hermanos, aproximadamente la mitad de los miembros que tiene la Cofradía, que también cuenta desde el año pasado con una banda de música propia. Le acompañaba, igualmente, la Agrupación Musical la Expiración, de Salamanca.

Más información

La procesión hizo el recorrido habitual, por el casco histórico de Cáceres sin llegar a penetrar en la Ciudad Monumental. La novedad vino esta vez por la nueva túnica que vistió la imagen del Jesús de la Salud. El paso, además, portó velas dedicadas a varias causas, como la donación de órganos y la lucha contra el cáncer y las enfermedades raras y mentales.

Batallas. Salida desde Santa María con los soldados del Cefot
Batallas. Salida desde Santa María con los soldados del Cefot / ARMANDO MÉNDEZ

Poco después, a las 21 horas, salía desde la Concatedral de Santa María la cofradía del Santísimo Cristo de las Batallas y María Santísima de los Dolores. El desfile ponía en la calle a tres pasos: el Cristo de las Batallas (Antonio Arenas Martínez, 1953), el Cristo del Refugio (atribuido a José de Proenza, 1780) y María Santísima de los Dolores (autor anónimo, siglo XVIII). A la salida, tuvo el acompañamiento musical de los soldados del Cefot, uno de los momentos más emocionantes.

Para evitar el excesivo cansancio, la Cofradía ha modificado este año su itinerario habitual y no ha pasado por los adarves en la última parte del recorrido. Durante el mismo, la música la puso el grupo de tambores propios de la Cofradía, Banda de Cornetas y Tambores del Cristo del Humilladero y la Banda de Música de la Diputación de Cáceres. A ellos se unió la potente voz de Tamara Alegre, vencedora este año del concurso de saetas de Teresa La Navera, y por tanto, acreedora de cantar tres veces durante el recorrido de la procesión de Lunes Santo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos