La cofradía del Vivero cambia el día y el recorrido de su procesión

Los capataces de la cofradía del Vivero, en plena medición. :: j. rey

Las dos hermandades de costaleros de la ciudad iniciaron ayer la cuenta atrás para la Semana Santa con la celebración de sus 'igualás'

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Las dos cofradías de costaleros de Cáceres, la de la Esperanza del Vivero y la del Cristo de la Salud, iniciaron ayer la cuenta atrás para la Semana Santa con sus respectivas 'igualás', el acto en el que se mide a los miembros de la cuadrilla para determinar qué posición ocuparán bajo el paso.

Los integrantes de la hermandad del Dulce Nombre y Esperanza del Vivero iniciaron los preparativos a las once de la mañana en los salones de la parroquia del Beato Marcelo Spínola, sede canónica de la cofradía. Este año su procesión tiene un reto añadido. O mejor dicho, dos. El desfile cambia de día y de recorrido. La procesión salta en el calendario y pasa del Sábado de Pasión al Domingo de Ramos. Y, además, dejará de ser una procesión de barrio -vinculada hasta ahora al Vivero y a Cabezarrubia- para llegar hasta la Plaza Mayor y pasar por puntos tan emblemáticos como la Plaza de San Juan o la calle Pintores.

«El Domingo de Ramos saldremos a las cuatro menos cuarto de la tarde y estaremos de vuelta en la parroquia a las diez y media de la noche. Bajamos hasta la Plaza y volvemos», explica Francisco Javier Roncero, el hermano mayor de la cofradía. La salida, por tanto, seguirá siendo desde la iglesia del Vivero, donde también se recogerá el desfile.

El paso de Nuestro Padre Jesús de la Humildad en su Prendimiento pasará por la avenida Ruta de la Plata, Virgen de Guadalupe, la calle San Pedro de Alcántara, avenida de España, San Antón, San Pedro, San Juan, Pintores, Moret, Plaza de la Concepción y General Ezponda hasta llegar a la Plaza. «Recorreremos cinco kilómetros entre la ida y la vuelta. Para nosotros siempre ha sido una ilusión poder bajar a la Plaza y volver», comenta el hermano mayor. La prueba de fuego fue, explica, la Procesión Magna de 2015. Ese año la cofradía participó en este desfile extraordinario y comprobó que el recorrido hasta la Plaza Mayor era asumible.

Domingo de Ramos histórico

Los cambios fueron aprobados en un cabildo general de hermanos y ya cuentan con el visto bueno de la Unión de Cofradías. En principio, el día elegido por la hermandad para realizar su estación de penitencia era el Jueves Santo, pero finalmente la realizará el Domingo de Ramos. Así las cosas, la Semana Santa de Cáceres vivirá el próximo 25 de marzo un Domingo de Ramos sin precedentes con cuatro procesiones en la calle. La del Vivero se sumará a las protagonizadas por la cofradía de los Ramos, la del Nazareno y la del Amor. Francisco Roncero ya se ha reunido con los responsables de las dos últimas hermandades -que también desfilan en horario vespertino- para cuadrar horarios y evitar coincidir en la Plaza Mayor.

Mientras tanto, los preparativos siguen su curso. También para la cofradía de la Salud, que realiza su estación de penitencia el Lunes Santo. Durante las 'igualás' los capataces miden la distancia existente entre el suelo y la séptima vértebra de cada costalero, que es sobre la que recae el peso del paso. Tras el primer encuentro de ayer, a continuación será el turno de los ensayos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos