Hoy

La Esperanza y el Cristo Negro llenan de público el centro de la ciudad

video

Desfile del Cristo Negro / LORENZO CORDERO | ARMANDO MÉNDEZ

  • Es Miércoles Santo. Ocho y media de la tarde. Las puertas del templo se abren para dejar salir una procesión muy querida por los cacereños

Por fe, por tradición, por promesas... Los motivos se suceden en el interior de la iglesia de San Juan para ponerse debajo del paso, para vestirse de mantilla o para desfilar como penitente. Es Miércoles Santo. Ocho y media de la tarde. Las puertas del templo se abren para dejar salir una procesión muy querida por los cacereños: la de la Virgen de la Esperanza y el Cristo de la Buena Muerte.

Con Antonio Bazo como jefe de paso, la imagen de la Virgen de la Esperanza salió a la calle con un crespón negro en señal de luto. Luto doble por el reciente fallecimiento de Juani Candela, camarera de la imagen, y Agustín Fernández, directivo de la cofradía de los Ramos.

El Miércoles Santo deja una imagen que se repite año tras año: un lleno en el centro. A los que aguardan el paso de la procesión de la Esperanza en puntos como la Plaza de San Juan, San Pedro o San Antón, se suman los que se concentran en la Ciudad Monumental para ver el desfile del Cristo Negro.

video

Hermanas de carga del Cristo de la Buena Muerte

Para Mari Carmen Mateos y Lali Laso ayer fue el primero de los tres días que se visten de mantilla en la Semana Santa cacereña. Tras acompañar a la Esperanza, hoy estarán en la procesión de la cofradía del Amor. Y mañana, Viernes Santo, acudirán a la del Santo Entierro. Cuenta Mari Carmen que comenzó a colocarse la mantilla cuando tenía 18 años. De aquello, añade, ya ha llovido «Lo importante es llevar la teja bien sujeta», dice.

Con la procesión de la Esperanza, la cofradía de los Ramos pone punto y final a su Semana Santa. Es la hermandad que más estaciones de penitencia realiza. Suyas son también la de la Burrina del Domingo de Ramos y la de Jesús del Perdón del Martes Santo.

video

Saeta dedicada al Cristo de la Precisosa Sangre, anoche en Llopis Ivorra

Mientras tanto, la cofradía del Humilladero acercó ayer la fiesta al barrio del Espíritu Santo y Llopis con la procesión del Cristo de la Preciosa Sangre. Hoy, Jueves Santo, repetirá con el desfile de sus imágenes titulares: el Cristo del Humilladero y Santísima Virgen María Corredentora, además del Señor de la Columna.

Los que anoche presenciaron la procesión del Cristo Negro pudieron advertir la presencia de más cámaras de televisión. ¿El motivo? Varios equipos de TVE se desplazaron hasta el recinto intramuros para grabar un documental sobre la ciudad. La cadena pública eligió este desfile, el más mediático de la Pasión cacereña, para tomar imágenes de la Semana Santa.

Además de procesiones y turistas, la fiesta suele generar una queja que se repite año tras año. Ayer los hosteleros de la zona baja de la Plaza Mayor -la más próxima a la Plaza del Duque- mostraron su desacuerdo con la Policía Local, que les obligó a retirar sus terrazas. Los empresarios no entienden por qué deben quitar sus veladores cuando la procesión no transcurre por delante de sus locales. En este caso concreto, ayer sólo la de la Virgen de la Esperanza pasó ayer la Plaza Mayor. Pero lo hizo por el tramo comprendido entre la calle General Ezponda y Pintores.