Los scouts cacereños, cantera de valientes

Niños del grupo scout Sant Yago, que ha cumplido 25 años, realizando una actividad colectiva. :: HOY/
Niños del grupo scout Sant Yago, que ha cumplido 25 años, realizando una actividad colectiva. :: HOY

Los tres adolescentes que han salvado la vida a personas con paros cardiacos en la ciudad pertenecen a este movimiento

Cristina Núñez
CRISTINA NÚÑEZCáceres

Hay 40 millones de scouts en todo el mundo y un millón de grupos diferentes. Su objetivo es guiarse por principios de compromiso social y buenas acciones, sin espacio para el desánimo ni para echar un paso atrás. Son valientes, aventureros y les gustan los retos. El movimiento scout ha estado en boca de todo en las últimas semanas. Sergio Lasso, Aitor González y Judith Muriel han salvado en las últimas semanas a dos personas que sufrieron paros cardiacos. Sergio y Aitor a su compañero en el IES Norba Caesarina y Judith a una señora en la calle. Ambos tienen en común una nota que les caracteriza, aparte de sus 17 años: los tres pertenecen a grupos scouts de la ciudad y aprendieron técnicas de Primeros Auxilios en el seno de estas organizaciones, que a nivel mundial iniciaron sus pasos a principios del siglo en Inglaterra como una fórmula para que los jóvenes se alejaran de la delincuencia. Son muy reconocibles por sus uniformes y una prenda irrenunciable: el pañuelo, que marca su identidad.

Cáceres cuenta con cinco grupos de jóvenes que se rigen por el compromiso

La ciudad cuenta actualmente con alrededor de medio millar de personas dentro de estas formaciones, en cinco grupos diferentes. Algunos son históricos y uno está dando sus primeros pasos. El grupo Azimut cumplió en 2017 30 años. 150 personas, entre educandos (niños) y monitores forman esta comunidad humana que se reúne los sábados de 11 a 13 horas en los salones de la parroquia de San José. Tal y como explica Jorge Alberto Ramos, el presidente de esta entidad, hacen «actividades centradas en el ámbito educativo y para que se aprenda jugando». Ramos entiende que para que se den casos como el de los tres jóvenes que han salvado vidas hace falta una actitud valiente. «Nosotros aparte del curso, enseñamos compromiso». Los niños interesados en formar parte de este grupo pueden hacerlo a partir de los seis años, de 1º de Primaria. Además de las actividades que llevan a cabo durante todo el año, las salidas y acampadas, en la segunda quincena de julio siempre realizan un campamento. Aitor González aprendió las técnicas de reanimación en esta agrupación.

El grupo Azimut se creó en 1987:HOY
El grupo Azimut se creó en 1987:HOY

Más

Otra de las formaciones con solera de la ciudad es Al-Kazires, que surgió en el año 1986. Eva Mogena es la coordinadora de este grupo que cuenta con aproximadamente 140 miembros. Las últimas noticias les han llenado de orgullo. «Judith está en nuestro grupo y Sergio Lasso, aunque ha cambiado, también se formó aquí», explica esta joven. «Creo que es un movimiento muy bueno y que aporta mucho, porque es educación no formal».

La mayoría de los grupos que continúan en la brecha arrancaron hace décadas, aunque Abeona es de reciente creación

Actualmente esta formación lo que más necesita son voluntarios para poder sostener su actividad formativa con niños. La hora en la que se reúne este grupo son las 16,30. Están dos horas durante las tardes de los sábados en la casa de cultura de Moctezuma.

Inicios

De nuevo cuño es la agrupación Abeona, a la que pertenece ahora Aitor, uno de los «héroes» del Norba Caesarina. Gloria Márquez es una de las integrantes de este grupo, que por ahora está compuesta de 20 personas, porque está en fase de crecer. Márquez lleva solamente un año en estas filas. Fue hace tres cuando comenzó a cuajarse este proyecto, que ha ido a ritmo lento y con integrantes llegados de otros grupos. Su lugar para quedar es la parroquia de San Blas, tal y como explica Sara Santos, una de las integrantes desde el primer momento, que empuja para que este grupo scout tome forma y se llene de actividades, algo en lo que han trabajado mucho este año. «El párroco de San Blas, Antonio Pariente, nos abrió las puertas, nos costó mucho que nos dejaran un local, a partir de ahí hemos ido realizando las actividades, acampadas y reuniones, cada vez con más ganas de poder crecer». Abeona está dirigida por la joven Jennifer Durán.

El grupo Abeona es de reciente creación:: HOY
El grupo Abeona es de reciente creación:: HOY

Este movimiento fomenta el compromiso y la educación informal, además de la defensa del medio ambiente

Tanto Abeona como Azimut y Al-Kazires reconocen que en sus bases no hay ninguna confesión religiosa predominante. «Se acepta a todo el mundo y se realizan las actividades respetando la religión de cada uno», explica Sara.

El grupo Sant Yago sí que tiene principios católicos, pero también parte del enorme respeto a todos. Tiene 25 años de antigüedad, desde 1994. Ligado a la parroquia de Santiago actualmente tienen en San Juan Macías su lugar de reunión, en donde quedan desde las 16,30 a 19,00 horas todos los sábados. Uno de los lemas que pivotan la actividad es hacer todos los días una buena acción «por Dios, por tu país y por tus hermanos». También es muy importante la promesa que realizan los jóvenes y que les ayuda a mantenerse firmes en su compromiso. Tal y como explica Yolanda Cebrián, coordinadora de este grupo, cuentan con unas cien especialidades en las que se van fogueando los jóvenes.

Más de 400 niños y jóvenes integran los cinco grupos de Cáceres, que se reúnen los sábados

También sigue en activo el grupo scout Alezeia, que preside Begoña Iglesias. Surgido en el año 1998 llegó a contar con 60 integrantes. En el mes de mayo de 2016 entró a formar parte del Movimiento Scout Católico. Su sede actual está ubicada en los salones de la Parroquia de La Sagrada Familia, en el barrio de Nuevo Cáceres, donde se reúne el grupo, periódicamente, los sábados por la tarde en horario de 16 a 19.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos