La rehabilitación de viviendas se triplica en el Casco Antiguo de Cáceres

Fachada de la vivienda que ha conseguido el pimer premio de rehabilitación:: ARMANDO MÉNDEZ/
Fachada de la vivienda que ha conseguido el pimer premio de rehabilitación:: ARMANDO MÉNDEZ

En el último año el número de licencias de obra ha pasado de 24 a 72 debido al fenómeno de los apartamentos turísticos

MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

El número de viviendas rehabilitadas en el casco antiguo cacereño ha dado un estirón durante el último año. En concreto, la cifra de licencias de obra concedidas por el Ayuntamiento ha pasado de las 24 contabilizadas en 2016 hasta las 72 registradas durante este 2017, según los datos facilitados por el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica, el organismo por el que deben pasar todos aquellos propietarios que quieren intervenir en edificios situados dentro de la zona protegida por el Plan Especial, que abarca el área situada entre San Blas y San Antón y entre la Plaza de Toros y Fuente Concejo.

Se consolida así una tendencia al alza que ya se dejó ver al comparar los datos de 2016 con los de 2015, que fue el primer año en el que el Consorcio comenzó a gestionar los expedientes de intervenciones en la parte antigua. Si durante 2015 se registraron diez licencias para intervenciones integrales, en 2016 la cifra se elevó hasta las 24. Gran parte de culpa del incremento de esta cifra la tiene el ‘boom’ de apartamentos turísticos, cuyo número se ha multiplicado en los últimos años. La mayoría de ellos se encuentran, precisamente, en el casco viejo. Según el censo de la Junta de Extremadura, el pasado verano había 44 establecimientos turísticos dados de alta en la ciudad. En 2014 se incorporaron siete apartamentos a este listado. En 2015 fueron ocho y en 2016 se registraron otros seis.

También ha crecido el número de permisos concedidos para realizar obras menores en el interior de las viviendas. Es decir, esos trabajos que consisten en pequeñas reformas o rehabilitaciones parciales. Si en 2015 hubo 148 autorizaciones, en 2016 la cifra se elevó hasta las 177. Y este año el dato ha subido hasta las 220. Las rehabilitaciones de viviendas en el casco antiguo habían descendido durante los años precedentes como consecuencia de la crisis y la paralización del sector de la construcción.

Acto de entrega de los premios de rehabilitación, este miércoles en el Ayuntamiento:. A.M.
Acto de entrega de los premios de rehabilitación, este miércoles en el Ayuntamiento:. A.M.

Rehabilitaciones con premio

Para reconocer las mejores intervenciones realizadas en viviendas de la parte antigua el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica ha creado el Premio de Restauración y Rehabilitación. Este miércoles se entregaron los galardones a los ganadores de esta primera edición.

El primer premio, dotado con 3.000 euros, ha sido para la sociedad Pantha Rei Desarrollo Siglo XXI, propietaria y promotora de la vivienda situada en el número 4 de la calle Nidos. La plata se la ha llevado Adela Márquez por la intervención realizada en su vivienda, ubicada en el número 6 de la calle Tiendas. Este segundo premio tiene una cuantía de 1.500 euros. Y, por último, el tercer puesto (500 euros) ha sido para María Emilia Pellón López-Montenegro, la propietaria de la vivienda situada en el número 1 de la calle San Pablo, que ha sido reconvertida en cuatro apartamentos turísticos.

El jurado también ha decidido conceder dos menciones especiales para la obra realizada en el número 2 de la Puerta de Mérida y para la acometida en el número 8 del Adarve del Cristo. Hay que recordar que con este premio el Consorcio quiere reconocer, sobre todo, la buena aplicación de técnicas tradicionales de restauración y de rehabilitación. A esta primera edición se podían presentar los edificios intervenidos entre 2015 y 2017. En total, ocho proyectos se presentaron a la convocatoria. El jurado ha estado integrado por María del Mar Lozano Bartolozzi, catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura; Juan Manuel Herrero, en representación del Colegio de Arquitectos; y Carlos Romano, miembro del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, entre otros profesionales.

«Mi hermano es arquitecto y los dos tenemos mucha inquietud por la preservación del patrimonio» jesús cruz, propietario del proyecto ganador

El proyecto ganador es una vivienda de tres plantas, dos dormitorios, salón, cocina y terraza que funciona como apartamento turístico. Jesús Cruz es uno de sus propietarios. «Mi hermano es arquitecto y los dos tenemos mucha inquietud por la preservación del patrimonio», explica. Encontraron una casa abandonada en la calle Nidos que compraron por 27.000 euros. Tras una inversión adicional de 40.000 euros, han conseguido una casa de diseño con bóvedas a la vista, escalera de caracol y suelo hidráulico.

Rehabilitar en la parte antigua no es una tarea fácil. Los propietarios deben respetar una serie de normas que, muchas veces, limitan sus proyectos. «Es muy complicado. Tienes que atenerte a la normativa: no puedes tirar tabiques ni bóvedas, pero merece la pena. El Consorcio nos ha ayudado una barbaridad», resume María Emilia Pellón, satisfecha con sus apartamentos y su premio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos