El radar caza a 14 conductores en un nuevo control de velocidad en la Hispanidad

Agentes con el radar colocado en el puente de la avenida de Cervantes, hace unos días. :: / Jorge Rey

El Consistorio espera un informe técnico para ver si es viable instalar pasos de peatones elevados en dos puntos de la avenida

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Se puede decir que la avenida de la Hispanidad está en el punto de mira del Ayuntamiento en lo que se refiere a controles de velocidad y medidas para evitar accidentes. Este lunes por la mañana, en torno a las 10 horas, el radar cazó a otros 14 conductores que circulaban por encima de la velocidad permitida, con lo que rondan ya el centenar los multados en las últimas semanas, desde septiembre. Mientras, continuaban los trabajos de instalación de las bandas reductoras de velocidad.

Más información

La Policía Local mantiene una vigilancia especial en la avenida de la Hispanidad desde los últimos atropellos ocurridos el pasado agosto en dos pasos de cebra distintos, junto al Colegio de Moctezuma y a la altura del número 37. Estos dos accidentes obligaron al Ayuntamiento a tomar nuevas medidas, en concreto la instalación de 17 bandas reductoras de velocidad así como la colocación de pulsadores en la media docena semáforos ya existentes. Asimismo se contempla también poner dos pasos de cebra elevados, aunque para esto último el Gobierno local está pendiente de un informe encargado a los técnicos municipales para determinar si es viable su instalación y fijar los puntos idóneos. En principio, se prevén dos pasos elevados, que es la medida considerada más efectiva por los vecinos la Hispanidad, hartos de la peligrosidad de esta vía.

«Con las bandas no se soluciona nada y ya se puede ver que van a 70 kilómetros por hora» Mariano Iglesias | Vecino

La colocación de las bandas reductoras comenzó la pasada semana y las tareas continuaban este lunes hasta completar el total de 17 que se han previsto. Las está instalando la empresa concesionaria del mantenimiento de la señalización, Aceinsa. Sus operarios también seguían por la mañana con la colocación de nuevas señales verticales para advertir de los badenes y de los pasos de peatones. Colocarán más de 50 y el trabajo terminará este martes.

Otra medida adoptada por el Ayuntamiento es la poda de los setos que anteceden a los pasos de peatones en un perímetro de 10 metros con el fin de mejorar la visibilidad. Los setos serán sustituidos por romero.

A todo ello se suma la intensificación de los controles de velocidad con el radar, controles que se suceden de manera especialmente frecuente desde el pasado mes de septiembre. En algunas ocasiones, el radar se coloca sobre el puente de la avenida de Cervantes. En el control montado este lunes, sobre las 10 de la mañana, fueron cazados 14 conductores que circulaban por encima de 30 kilómetros por hora, el límite en vigor en el tramo que va desde la rotonda de la estatua de Nezahualcóyotl hasta la Ronda de San Francisco. En las últimas semanas los conductores sancionados rondan el centenar.

«Lo de las bandas es reírse del vecindario; tienen que poner pasos elevados, de cemento» Francisco Bernal | Vecino

Con todo, los vecinos consultados por HOY se muestra escépticos sobre la afectividad de las bandas reductoras y creen que la solución más eficaz es la instalación de pasos de peatones elevados, como los que hay en otras vías. «Esto de las bandas es reírse del vecindario; lo que tienen que poner son pasos elevados, de cemento, como los que hay en la avenida de Cervantes», afirma Francisco Bernal, vecino de la Hispanidad «de toda la vida». Coinciden con él otros jubilados del barrio, Manuel Fuentes López y Mariano Iglesias de la Llave, quien afirma: «con las bandas no se soluciona nada y ya se puede ver que van a 70 por hora». Emilio Donoso, taxista, también duda de la efectividad de las bandas de goma, igual que otro vecino de la zona, Ramón Bueno, quien matiza: «pero menos es nada».

Fotos

Vídeos