La Oex quiere seguir tocando en el Palacio de Congresos de Cáceres pese al frío

Arriba, músicos y asistentes al concierto del pasado viernes, que tuvo que suspenderse; abajo a la izquierda, en el vestíbulo; y a la derecha, un momento del gélido concierto de la OEX con Pepe Viyuela. /
Arriba, músicos y asistentes al concierto del pasado viernes, que tuvo que suspenderse; abajo a la izquierda, en el vestíbulo; y a la derecha, un momento del gélido concierto de la OEX con Pepe Viyuela.

«Es inadmisible que esto pueda estar pasando con el dineral que nos ha costado», lamenta el presidente de la Asociación Musical Cacereña

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Los últimos episodios vividos en el Palacio de Congresos indignan al sector más melómano de la ciudad. El pasado viernes, la Orquesta de Extremadura (OEx) tuvo que suspender su concierto por las malas condiciones climatológicas del recinto. «Es inadmisible que esto pueda estar pasando con el dineral que nos ha costado», lamenta José Romero, el presidente de la Asociación Musical Cacereña. «Hemos hecho una obra tremenda y al final tenemos algo que no nos sirve. Habrá que pedir responsabilidades y buscar una solución», señala.

«Es una pena. No entra en cabeza humana que pasen estas cosas. Es un descrédito», opina Elpidio Bernáldez, conocido en Cáceres por su vinculación con la música. Precedió en el cargo a Romero y, además, es abonado de la OEx. No entiende por qué no se había previsto esta situación si la Orquesta de Extremadura había decidido con tiempo su traslado, precisamente buscando mejores condiciones, desde el Gran Teatro hasta el Palacio de Congresos, donde viene actuando desde que arrancó la presente temporada.

Lo acontecido el pasado viernes se suma al incidente vivido en el mismo recinto el 13 de enero. En aquella ocasión, algunos de sus músicos tocaron con abrigos, bufandas y gorros. No obstante, el concierto se celebró. No pasó lo mismo la pasada semana, cuando las corrientes de aire que afectan a la caja escénica del auditorio impidieron a los músicos ofrecer el espectáculo anunciado. Como alternativa, los integrantes de la orquesta brindaron la opción de actuar en el vestíbulo del palacio, aunque los asistentes declinaron el ofrecimiento.

«Una de las primeras veces que actuamos se puso mala media orquesta», admite un músico

El gerente de la Fundación Orquesta de Extremadura, Esteban Morales, se reunió ayer en Mérida con la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, para abordar la situación y buscar una solución a los problemas del Palacio de Congresos. Hoy por hoy, asegura el gerente, la intención de la OEx es seguir en este recinto. En los próximos días, avanza, se adoptarán las medidas técnicas para evitar las corrientes actuales, algo similar a lo manifestado tras el incidente ocurrido en enero.

«Vamos a desarrollar medidas que solucionen los problemas que han surgido, con la intención de continuar con la actividad prevista en lo que resta de temporada», aseguró ayer la Fundación Orquesta de Extremadura en un comunicado.

«Queremos recalcar que la decisión de desplazar nuestra actividad al Palacio de Congresos fue una apuesta de la Orquesta de Extremadura. Una orquesta sinfónica necesita un espacio escénico acorde y estamos convencidos de que es la sede adecuada para la orquesta en esta ciudad», prosigue.

Hay que recordar que durante la última época en el Gran Teatro surgieron algunos contratiempos, como el ocurrido el 12 de mayo, cuando el pianista invitado no pudo actuar al fallar la corbata del escenario.

La formación admite que el traslado se hizo siendo conscientes de los problemas de climatización que existían en el recinto. «Por ello, se pusieron en marcha medidas que han funcionado en anteriores conciertos, pero visto lo ocurrido en este último, no son suficientes en condiciones de muy bajas temperaturas», concluye la fundación.

El próximo concierto previsto en el Palacio de Congresos será el 23 de febrero. Esta semana se desplazarán hasta el recinto miembros de la orquesta acompañados por técnicos de la Junta de Extremadura. La Consejería de Cultura ha admitido que el edificio tiene fallos estructurales que restan eficacia a la calefacción. Tras el concierto de enero se sellaron algunas placas como solución provisional, aunque los hechos han demostrado que el problema persiste.

«Se mueven las partituras con las corrientes de aire», ha admitido un músico a este diario, que ha preferido mantenerse en el anonimato. Los problemas de climatización del edificio, añade, ya existían antes de la conversión del Auditorio en el Palacio de Congresos. «Una de las primeras veces que tocamos allí se puso mala media orquesta por el frío que pasamos», confiesa.

Por su parte, Salvador Ibáñez, presidente del comité de empresa, aseguró por la noche a este diario: «No tenemos que reividicar nada porque sabemos que se está trabajando en arreglarlo. Nosotros intentamos tocar en las condiciones que hay, igual que en el Gran Teatro hemos llegado a hacerlo en mangas de camisa por falta de aire acondicionado».

El Palacio de Congresos se inauguró en 2011. No fue un edificio de nueva planta, sino fruto de la ampliación del Auditorio ya existente. El autor de ambos proyectos es el arquitecto José Manuel Jaureguibeitia. La obra costó 12 millones.

La OEx devolverá el importe de las entradas o la parte proporcional del abono por la suspensión de su último concierto en Cáceres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos