El PSOE permite en Cáceres que los simpatizantes voten para elegir al candidato a la Alcaldía

Luis Salaya tras ganar las primarias a candidato a la Alcaldía el 19 de octubre de 2014. :: hoy/
Luis Salaya tras ganar las primarias a candidato a la Alcaldía el 19 de octubre de 2014. :: hoy

Así lo recoge el nuevo reglamento federal, pero la secretaria local cree que puede haber riesgo de «manipulación» con intromisiones externas

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Los militantes socialistas de la capital pueden abrirse a la sociedad, a simpatizantes, a personas no afiliadas al partido, para elegir al candidato a la Alcaldía. Pueden hacerlo si así lo piden en la asamblea local y lo autoriza la dirección federal. El nuevo reglamento aprobado el pasado fin de semana en Madrid por el comité federal permite las primarias abiertas en las ciudades con más de 50.000 habitante o que sean capitales de provincia. Cáceres reúne estas condiciones, pero ello no impide que haya opiniones que alerten de ciertos riesgos de este método abierto, entre ellas las de la propia secretaria general del PSOE local, Belén Fernández, quien teme posible «manipulación» por parte de grupos que puedan introducirse en el proceso para perjudicar al partido.

Belén Fernández, líder de los socialistas de la ciudad y miembro de la ejecutiva federal, se muestra cauta sobre la posibilidad de utilizar el sistema de primarias abiertas en ciudades del tamaño de Cáceres, donde el PSOE tiene alrededor de 500 militantes. «En ámbitos y ciudades más grandes puede tener sentido pero aquí puede ser manipulable», afirma para referirse a la posibilidad de que grupos más o menos organizados, incluso de afines a otros partidos rivales, puedan favorecer la inscripción de votantes en las primarias para imponer un determinado candidato o sencillamente para perjudicar al partido: «no podemos exponernos a que grupos de la sociedad puedan imponer un candidato que no sea el que no defiende nuestro programa», dice.

Hay que tener en cuenta que con el nuevo reglamento federal no se sólo permite votar a personas no militantes sino también presentarse a las propias elecciones para candidatos a la Alcaldía. Tanto los afiliados como los simpatizantes necesitan el aval del 5 por ciento del censo de militantes, que en el caso de Cáceres capital serían apenas 25 firmas. Para participar, los no afiliados deben inscribirse previamente para votar.

«En ámbitos más grandes puede tener sentido pero aquí puede haber manipulaciones» Belén Fernández Secretaria general PSOE local

Belén Fernández insiste en que las primarias abiertas en ámbitos más grandes, como el estatal para la elección del candidato a presidente el Gobierno, las cifras de participantes son tan altas que hacen más difícil las intromisiones externas con capacidad de influencia: «Creo que en los proceso de primarias hay que olvidarse de cuestiones internas y hay que elegir a los mejores para ganar las elecciones. No pueden estar sujetos manipulaciones y eso se puede darse más fácilmente en sitios pequeños».

Más información

En todo caso, Fernández comparte lo que ha aprobado su organización y en este sentido afirma que el propio reglamento establece «ciertas garantías, con «un control por los órganos superiores y por los propios militantes». Así, la dirección federal, con la petición que le pueda hacer la ejecutiva regional, tiene potestad de suspender la celebración de las elecciones primarias «si hay cuestiones excepcionales» y en esta categoría entraría la existencia de intromisiones externas y así como cualquier otro tipo de conflictos. La federal no sólo puede suspender las primarias abiertas sino también las cerradas.

Según explica, la petición de las primarias abiertas debe partir de la asamblea local, que la elevaría a la ejecutiva regional para pasar a la dirección federal. Si sólo hay un candidato municipal, no habría primarias.

Listas abiertas

Además del candidato a la Alcaldía, el reglamento establece la elección de listas abiertas, es decir, del equipo de candidatos a concejales. En este caso, sólo votarían los militantes en asamblea, que pueden aceptar la lista elaborada por el candidato o votar otros nombres que se hayan propuesto previamente, de manera que al final la candidatura completa saldrá en función de los votos obtenidos en esa asamblea.

«El riesgo es que se convocan primarias abiertas y no participen en ellas los ciudadanos» Eduardo Béjar PSOE provincial

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE provincial, Eduardo Béjar, también señala la potestad que tiene la dirección federal para suspender las primarias, si se aprecian movimientos extraños o si el proceso está viciado por intromisiones e interferencias externas, por ejemplo. «La ejecutiva federal puede suspender el proceso si se ve que hay conflicto», afirma Béjar, quien ve como «un problema» la posibilidad de que el proceso se abra a la sociedad, a personas no militantes y al final no suscite interés entre la ciudadanía, es decir que se inscriba poca gente para votar.

En este sentido, recuerda la experiencia exitosa de Moraleja, donde hubo primarias abiertas en 2015, por petición de la agrupación local. Se presentaron dos candidatos a la Alcaldía y hubo gran participación de vecinos no afiliados. Eligieron a César Herrero, que después ganó los comicios municipales por mayoría absoluta y hoy es el alcalde de Moraleja. «Creo que hay mayor participación con las primarias abiertas, pero veo como problema el riesgo de que se convoquen y no haya tal participación de la ciudadanía, que no resulte atractivo», afirma Béjar, quien concluye: «Si hay mucha participación (de no militantes) significa que resulta atractivo para los ciudadano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos