Proponen crear más dotaciones sociales en Aldea Moret para compensar el traslado de Proa

Entrada el colegio, ubicado en Aldea Moret desde su apetura en 1968. :: lorenzo cordero
Entrada el colegio, ubicado en Aldea Moret desde su apetura en 1968. :: lorenzo cordero

Colectivos que defendieron que el centro se quedara en el barrio apuntan nuevos servicios, como una residencia para mayores

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Reconocen que han chocado contra un muro. Contra el muro de la unanimidad en torno al traslado del centro de educación especial Proa a otra zona más céntrica. Todos los sectores implicados lo quieren así, tanto la comunidad educativa como los padres y madres de alumnos, la administración y todos los partidos políticos. Todos quieren construir un nuevo Proa en Casa Plata, como de hecho está ya y aprobado. Todos, menos los colectivos de Aldea Moret que siemrpe han defendido la permanencia de este colegio dentro del barrio, aunque con nuevas instalaciones más modernas y adaptadas a las necesidades actuales. Sin embargo, estos colectivos admiten ya que no pueden continuar con su reivindicación y abogan por la construcción de otras dotaciones sociales en Aldea Moret como compensación a la marcha del Proa.

«Hasta aquí hemos llegado», reconoce Juan Jesús Tato, de la Asociación Socio-Cultural de Aldea Moret, que ha protagonizado, junto con la asociación vecinal Primero de Mayor y otros colectivos, la defensa de la permanencia del dentro del barrio. La reivindicación se inició, precisamente, hace diez años, en 2007, cuando se apuntó la posibilidad de construir un nuevo colegio fuera del barrio. Se inició una campaña de firmas bajo el lema 'Proa es Aldea Moret'. Sin embargo, los padres se manifiestan entonces por un nuevo centro, pero no su ubicación actual ni en la vecina Río Tinto, sino en una zona más céntrica de la ciudad, como Nuevo Cáceres o Casa Plata.

El traslado ha tomado cuerpo y es ya firme. De hecho, el Ayuntamiento tiene listo el terreno que cederá a la Junta. Linda con la avenida de Maltravieso, calle Cueva del Conejar y calle Cueva de Santa Ana. En total son 16.000 metros cuadrados. La Junta ya tiene incluido el nuevo Proa en su Plan de Infraestructuras Educativas, con un coste de 6,5 millones de euros, aunque todavía no se ha determinado el inicio de las obras.

Juan Jesús Tato Asociación Socio-Cultural «Seguimos pensando igual, que es un error sacar el centro del barrio y suprimir recursos públicos»

La confirmación de ese traslado, con los planes educativos del Gobierno regional el pasado año, hizo que la Asociación Socio-Cultural de Aldea Moret y la asociación vecinal Primero de Mayo anunciaran en diciembre de 2016 que reactivaban la campaña en contra del traslado del centro y a favor de que se construyera uno nuevo, más moderno y adaptado, dentro del barrio.

Seis meses después

Seis meses después, estos colectivos reconocen que no pueden hacer nada debido a la unanimidad imperante para hacer el nuevo Proa fuera de Aldea Moret. Por ello, a la vista de que les han pedido estos colectivos propuestas sobre posibles usos para las actuales instalaciones de Proa, plantean la creación de nuevos servicios y dotaciones sociales como compensación a Aldea Moret. En concreto, proponen utilizar la actual infraestructura para una escuela taller, una residencia o un centro de día para personas mayores o un albergue juvenil, en este caso con el propósito de relacionarlo con el turismo que podría atraer el pasado minero de Aldea Moret.

Juan Jesús Tato insiste en que pese a que «hemos chocado contra un muro, seguimos pensando igual: que es un error sacar Proa del barrio porque suprimir recursos públicos no nos parece una opción razonable»

«Pero ya que se han empeñado en sacar a Proa de Aldea Moret -añade Tato- y ya que nos preguntan qué hacer con las infraestructuras que van a quedar abandonadas, pues pese a nuestro desencanto con la política de partido, vamos a proponer servicios públicos, como una residencia ancianos, por ejemplo».

Como se recordará, este colegio lleva en su ubicación de Aldea Moret casi cinco décadas. Se abrió en 1968. Lo construyó la entonces Caja de Ahorros de Cáceres. En 2005, los padres de alumnos empezaron a reclamar un nuevo centro por las deficiencias de las instalaciones y la Junta de Extremadura se comprometió a construirlo en 2006, dentro de Aldea Moret. Los padres de alumnos se manifiestan en contra y reclaman que el nuevo centro se ubique en una zona más céntrica de la ciudad y los colectivos de Aldea Moret inician la campaña para que el nuevo colegio se quede en el barrio. La Junta anuncia en 2010 que se construiría en la cercana urbanización Río Tinto y que la obra la costearía conjuntamente con Caja Extremadura.

En 2012 hay cambios de planes y el Ayuntamiento anuncia que cedería un terreno de Casa Plata a la Junta para el nuevo centro. Es el plan finalmente aceptado por todas los sectores implicados, menos por los colectivos que ya hace diez años clamaban por no restar recursos a Aldea Moret.

Fotos

Vídeos