El policía nacional abatió al preso fugado en Cáceres a seis metros de distancia

La Junta de Seguridad Local se reunió ayer, pero no se dieron detalles del suceso. :: /L. CORDERO
La Junta de Seguridad Local se reunió ayer, pero no se dieron detalles del suceso. :: / L. CORDERO

Hirió de una pedrada al agente que llegó a sujetarle del brazo, y salió corriendo sin hacer caso a los disparos al aire

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

No hay secreto de sumario, pero oficialmente no se informa sobre lo ocurrido el pasado viernes, 2 de marzo, en Cáceres, cuando un preso fugado al ser trasladado al Palacio de Justicia perdió la vida por el disparo de un policía nacional. De este suceso, ni la Delegación del Gobierno en Extremadura, ni la Subdelegación del Gobierno en Cáceres ni el Cuerpo Nacional de Policía han informado, y ayer tampoco se conocieron detalles nuevos tras la reunión de la Junta de Seguridad Local en el Ayuntamiento.

Más información

A su conclusión, el subdelegado del Gobierno, José Carlos Bote, preguntado por el suceso, pidió que se «respete la investigación». También afirmó que la Guardia Civil y la Policía Nacional han realizado un informe conjunto, que acababa de ser entregado al titular del Juzgado número 2 de Cáceres, encargado de llevar a cabo la investigación y determinar lo que sucedió en el residencial Vistahermosa, lugar donde se produjo el fallecimiento del preso fugado. Según Bote, los disparos que se pudieron escuchar fueron «la inmensa mayoría al aire». «Y de lo que pasó después, hoy no se sabe nada», concluyó.

Por lo que ha podido saber el Diario HOY, por fuentes relacionadas con la investigación, Hernando Jean Paul Sierra, un joven colombiano que acababa de cumplir 24 años, recibió el disparo mortal a unos seis metros de distancia.

Tras salir corriendo de los juzgados y organizarse una batida en su busca con unos 30 efectivos, los agentes le vieron salir de una zona de campo, entre la urbanización Vistahermosa y la falda de La Montaña. dispararon al aire y le dieron el alto, pero el joven fugado siguió corriendo. El policía nacional que luego le abatió llegó a alcanzarle, tuvo contacto físico con él e intentó retenerle, pero Jean Paul Sierra se escapó. El preso se volvió y empezó a tirar piedras a los agentes, llegando a herir al agente que le hirió con bala.

El disparó lo recibió el preso fugado cuando ya había llegado a la urbanización Vistahermosa, que está en un plano algo más bajo que la zona del monte en donde se encontraban los agentes. Llegó en su huida a la calle Joaquín Turina, ya urbanizada aunque todavía sin edificios y pegada a la zona del campo. El herido cayó en una acera y permaneció tumbado en el suelo hasta que acudió una ambulancia del 112. El personal sanitario le aplicó durante unos 15 minutos la reanimación cardiopulmonar, hasta que le trasladaron al Hospital San Pedro de Alcántara en donde falleció alrededor de las dos y media de la tarde del viernes.

El cadáver tenía un orificio de entrada y otro de salida, junto a una tetilla. La bala le atravesó un pulmón

El cadáver tenía un orificio de bala de entrada y otro de salida. El proyectil había entrado por un costado y salió por el pecho junto a una tetilla. La bala le había perforado un pulmón.

El agente está muy afectado por lo ocurrido. Ha declarado ante los compañeros para el informe que se ha entregado al juez; pero dentro de unos días tendrá que hacerlo en el Juzgado número 2. La familia del fallecido, residente en Huelva, se ha presentado como acusación particular.

Como se ha informado, el joven estaba acusado de ser el autor de un robo con escalo en vivienda habitada y de vender droga. Además, se le hizo un registro en el domicilio de su novia en Don Benito y encontraron una pistola para la que no tenía licencia, por lo que también debía responder de tenencia ilícita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos