Piden 9 años de cárcel para el joven acusado de violar a una amiga en Cáceres

Los hechos ocurrieron en 2016 cuando regresaban juntos de una cena con amigos al domicilio de la joven

EFE

La Fiscalía Provincial de Cáceres pide 8 años de cárcel, que la acusación particular eleva a 9, para un joven cacereño acusado de agredir sexualmente a una joven amiga suya en 2016 cuando regresaron juntos de una cena con amigos al domicilio de la joven.

El juicio, celebrado a puerta cerrada en la Audiencia Provincial, ha quedado visto para sentencia y la acusación pide además una indemnización por responsabilidad civil y una orden de alejamiento y de no comunicación por cualquier medio con la víctima.

La defensa, ejercida por el letrado Mariano Mariño, ha pedido la libre absolución del acusado al entender que «hay dudas más que elementales» sobre la denuncia realizada por la chica «uno o dos días» después de los hechos juzgados.

«Había una relación sentimental entre ellos, eran pareja desde hace dos o tres semanas, convivían y dormían juntos», ha afirmado Mariño.

Según ha asegurado el letrado defensor, tiempo antes de ser denunciado, su cliente quería zanjar la relación de pareja, un vínculo que niega la acusación, que califica la relación de «amistad».

«Nunca han sido pareja ni había intención de esa posibilidad», ha asegurado el abogado de la acusación, Ángel Luis Aparicio, que ha añadido que las pruebas biológicas del informe médico determinan que hubo violencia previa al acto sexual «inconsentido», lo que demuestra que la chica «fue forzada».

Además, el informe indica que hubo eyaculación, algo que, según Aparicio, el acusado negó.

Los hechos

Según indica el fiscal, Alberto conoció en el verano del año 2016 a una joven con la que salió alguna vez de fiesta y también fue a cenar a casa de ella. El 4 de septiembre de 2016, los dos salieron con otra pareja de amigos. Volvieron a Cáceres a las siete de la mañana. Al quedarse solos los dos, fueron juntos caminando a casa de ella. Una vez en el domicilio de la joven, ésta le explicó que no quería que la relación que mantenían fuera más allá del ámbito amistoso. La joven se fue a su habitación a acostarse y entonces él le pidió un beso. Según indica la fiscalía ella sólo accedió a besarle en la mejilla y eso provocó que él se enfadara, y tras forcejear con ella, la violó.

Cesó en su agresión sexual ante los gritos y las súplicas de ella, que le dijo que si no se marchaba inmediatamente de su piso iba a llamar a la Policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos