Paros de dos horas en Correos de Cáceres y Plasencia el 7 de junio por la «precarización» laboral

Representantes de estas organizaciones sindicales han ofrecido hoy una rueda de prensa en Cáceres. /Armando Méndez
Representantes de estas organizaciones sindicales han ofrecido hoy una rueda de prensa en Cáceres. / Armando Méndez

A esta jornada seguirá, si no hay solución, tres huelgas generales en noviembre y diciembre

EFE

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre, con el 85 % la representación de los trabajadores de Correos, han convocado paros de dos horas en los centros de trabajo de empresa pública ubicados en Cáceres y Plasencia para el próximo 7 de junio por el «brutal recorte» en la financiación del servicio y la «precarización» laboral.

Los trabajadores se concentrarán frente a la Subdelegación del Gobierno en Cáceres y en la puerta de la oficina de Correos de Plasencia.

Representantes de estas organizaciones sindicales han ofrecido hoy una rueda de prensa en Cáceres para informar sobre las movilizaciones, a nivel estatal, que tendrán lugar el 7 de junio por parte de los trabajadores de Correos, unos 450 empleados en la provincia de Cáceres.

A esta jornada seguirá, si no hay solución, tres huelgas generales en noviembre y diciembre.

El representante de CSIF, José Luis Delgado, ha justificado las movilizaciones por los recortes de 180 millones de euros en el servicio postal universal, algo que afecta a los ciudadanos, la congelación de los sueldos desde hace seis años y la pérdida de 15.000 puestos de trabajo a nivel nacional, veinte en Cáceres desde 2012.

Además, ha apuntado que el convenio colectivo se encuentra «parado», sin ser renovado y prorrogado desde hace cuatro años, lo que supone que los derechos de los trabajadores estén «en la nevera».

Por su parte, el secretario de CCOO Correos en Cáceres, José Luis Molero, ha denunciado el «recorte brutal y abusivo» en los Presupuestos Generales del Estado, que recoge «las dos terceras partes del presupuesto» que le corresponde a Correos (este año 120 millones de euros de 180). Ello supondrá la supresión de 150 puestos de trabajo en la provincia cacereña.

«Con esto consiguen que tengamos ciudadanos de primera y de segunda, gente que pueda recibir correspondencia de lunes a viernes y gente que con los recortes no pueda disfrutar de un servicio como exige el servicio postal universal, de lunes a viernes», ha advertido Molero, para quien el Gobierno central «no hace nada más que mirar para otro lado».

En este sentido, la secretaria regional de UGT Extremadura en el sector postal, Mercedes Ardila, ha expresado que no se cumple la obligación de repartir cinco días a la semana para que todos los ciudadanos, sin distinción por lugar de residencia, reciban la correspondencia.

Así, ha dicho que a pesar de que se convocan oposiciones y procesos de consolidación de empleo, la tasa de reposición es «tan ínfima que no llega a cubrir la pérdida ni siquiera de las pequeñas regiones», ya que se repondrán 2.400 empleos a nivel nacional.

Por su parte, David Barcenilla, del Sindicato Libre, ha afirmado que las empresas públicas homólogas de Correos en otros países sí reciben la ayuda del Estado para cumplir con el servicio público, mientras que en España «se han pagado nóminas solicitando créditos».

«Estamos en el escaparate de la tienda SEPI para que el primero que quiera llegue a comprarnos, no el servicio del cartero rural, que es deficitario, sino que va a quedarse con el negocio», ha avisado Barcenilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos