Núñez Berrocal toma posesión como jefe de la Guardia Civil de Cáceres

la toma de posesión se ha celebrado esta mañana/DIP. CÁCERES
la toma de posesión se ha celebrado esta mañana / DIP. CÁCERES

Sustituye al teniente coronel Laureano Martín, destinado en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas en Madrid

EFE

El teniente coronel Antonio Núñez Berrocal ha tomado hoy posesión oficialmente de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil en Cáceres, en un acto en el que ha jurado sobre la Constitución Española cumplir sus obligaciones como máximo responsable de este cuerpo en la provincia.

Núñez Berrocal, de 59 años y natural de la localidad cacereña de Valencia de Alcántara, sustituye al teniente coronel Laureano Martín, destinado en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas en Madrid, y a la comandante María Jesús Pascual, hasta ahora al mando de forma accidental.

El acto oficial ha contado con la presencia de distintas autoridades civiles, políticas y militares, entre ellas el general jefe de la Guardia Civil de Extremadura, Francisco Espadas; y la delegada del Gobierno en la región, Cristina Herrera, quienes han presidido la toma de posesión.

En su discurso, Núñez Berrocal, designado el 17 de noviembre del pasado año, ha agradecido su nombramiento, en el que pondrá todo su «empeño y esfuerzo», tras cuarenta años de servicio en la Guardia Civil, dieciocho de ellos en el País Vasco.

Ha dicho sentirse «afortunado» de ser guardia civil, una profesión que, ha apuntado, comparte con su padre, sus hermanos y sus dos únicos hijos, y por la que ha sido condecorado en treinta ocasiones.

Profundizar en la conciliación de la actividad profesional con la familiar será su «absoluta prioridad», así como «luchar para mejorar las condiciones de trabajo e instalaciones de toda la Comandancia», ha dicho Núñez Berrocal, quien ha mostrado su deseo de que haya más mujeres guardias civiles, quienes cumplen treinta años en el cuerpo.

Asimismo, se ha referido a los «desdichados incidentes» en Cataluña de hace unos meses, en los que los cuerpos de seguridad fueron «insultados, acosados, perseguidos, llevando a cabo su misión».

Al actuar «firmes» en la defensa de la democracia, se ha sentido «orgulloso y uno de ellos», y ha destacado su «sacrificio y entrega».

Además, ha tenido un recuerdo para los compañeros caídos en acto de servicio en la lucha contra el terrorismo en el norte de España y para la familia del comandante Andrés Yáñez, fallecido recientemente.

Proteger los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, así como erradicar la «lacra» de la violencia machista, puesto que la «única estadística asumible» es «cero víctimas», son los puntos que engloban su misión.

«Como decía la madre Teresa: quien no vive para servir, no sirve para vivir», ha terminado su discurso.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Extremadura ha felicitado a Núñez Berrocal por su nuevo puesto, con el que regresa «a sus raíces», y le ha instado a seguir trabajando para que la Guardia Civil siga siendo una de las instituciones más valoradas de España.

Así, ha remarcado el «prestigio» de la Guardia Civil y su «cercanía» con los ciudadanos.

En este sentido, ha puesto como ejemplo el reciente rescate de una persona de 77 años con hipotermia en el norte de Cáceres, en una zona de monte de difícil acceso entre Jarandilla y Guijo de Santa Bárbara.

Herrera ha evidenciado, además, la labor de este cuerpo en Cáceres con su lucha contra los robos en el campo, reducidos en un 30 por ciento en los últimos años, o contra la producción ilegal de tabaco, que ha supuesto la incautación de 4.708 kilos de hoja de tabaco en rama durante el pasado año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos