Nuevo revés judicial para la tendera de la Plaza de San Jorge

Ana Belén Garrido, ayer en la tienda de recuerdos que regenta en la Plaza de San Jorge. :: jorge rey/
Ana Belén Garrido, ayer en la tienda de recuerdos que regenta en la Plaza de San Jorge. :: jorge rey

El Juzgado acaba de dictar un auto en el que desestima el recurso presentado contra la orden de desahucio, que está más cerca

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

«Estoy decepcionada. No sé lo que pasará. Vivo una incertidumbre diaria». Ana Belén Garrido recibió ayer por la mañana la llamada de su abogado, Antonio Rubio. Su letrado le comunicó que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Cáceres ha desestimado la demanda de oposición formulada por la tendera de San Jorge contra la ejecución provisional de la orden de desahucio dictada el pasado mes de noviembre. Según este auto, la justicia concedía a Garrido un plazo de 20 días hábiles para desalojar los locales 1 y 2 de la Plaza de San Jorge donde regenta una tienda de recuerdos.

Ana Belén Garrido decidió recurrir y por eso formuló el pasado 23 de noviembre el escrito de oposición ante los tribunales. Argumentaba, entre otros motivos, la dificultad que habría para poder restaurar su situación actual, en el caso de llevarse a cabo la ejecución provisional del desahucio, ya que perdería clientela, entre otros daños.

La respuesta a su recurso fue notificada el pasado lunes, día 8, a su abogado. En este nuevo auto se desestima íntegramente la demanda de oposición de la tendera de San Jorge y se indica que debe continuar adelante la ejecución provisional de la orden de desahucio. No obstante, la afectada tiene la posibilidad de presentar un nuevo recurso de apelación frente a este último auto. Y esta es, precisamente, la intención de Ana Belén Garrido, que tal y como ha avanzado a este diario, se acogerá a esta vía.

«Estoy decepcionada; no sé lo que pasará porque vivo una incertidumbre diaria»

Este nuevo revés judicial escribe un capítulo más del pulso que mantiene la tendera de San Jorge con el Ayuntamiento por el uso de los dos locales que ocupa, de propiedad municipal. Hay que recordar que la Audiencia Provincial dictó el 11 de marzo de 2016 una sentencia en la que ordenaba el desalojo de la tienda. Esta sentencia ha sido recurrida por la interesada ante el Tribunal Supremo, que todavía no se ha pronunciado sobre el contencioso.

Algo más de un año después, el 29 de mayo de 2017, la Junta de Gobierno Local acordó instar a la Justicia a que ejecutara la sentencia dictada por la Audiencia Provincial. Y en noviembre llegó el auto con la ejecución provisional de la orden de desahucio.

Tres años de litigio

Ana Belén Garrido gestiona la tienda de recuerdos desde 2006. Antes, había sido regentada por su madre, que se instaló junto a otros artesanos en estos locales a finales de la década de los sesenta. El contrato de alquiler que mantenía con el Ayuntamiento expiró el 1 de enero de 2015. El Consistorio le comunicó con cuatro meses de antelación que debía dejar los locales, ya que tenía previsto que este espacio quedara integrado en la cafetería anexa regentada por la Fundación Mercedes Calles.

Pero Ana Belén Garrido siempre se opuso a marcharse al considerar que, al expirar el contrato, el Ayuntamiento debería haberle brindado a ella en primer lugar la opción de continuar con el negocio, tras revisar el alquiler de renta antigua que conservaba. «El que está dentro siempre es el que tiene la primera opción. Y a mí no me han dado esa oportunidad. Me rescindieron directamente el contrato. No se ha respetado la ley de arrendamientos. Hay mucho interés en que me vaya», zanja la tendera desde el interior de su establecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos