Nevado cree que la sentencia del ruido es «dura» y un «varapalo» para la política

Elena Nevado y Carmen Heras en mayo de 2011, tras los comicios municipales./HOY
Elena Nevado y Carmen Heras en mayo de 2011, tras los comicios municipales. / HOY

Todas las fuerzas políticas municipales coinciden en señalar como un «exceso» la condena a la exalcaldesa socialista Carmen Heras

MARÍA JOSÉ TORREJÓN y J. J. GONZÁLEZCáceres

Dureza y exceso son palabras que repiten los representantes de los partidos políticos con representación municipal para referirse a la sentencia del ruido en lo que se refiere a la condena a penas de cárcel para la exalcaldesa Carmen Heras y el exconcejal Carlos Jurado. A los pronunciamientos del PSOE y de Ciudadanos se sumó ayer el de la actual alcaldesa, Elena Nevado, del PP, que calificó de «dura» la sentencia y de «varapalo» tanto para la actividad política como para el sector empresarial. También CáceresTú cree que Heras y Jurado han sido «cabezas de turco de un problema y de una mala gestión que venía del pasado».

Más información

«No es una sentencia firme. Creo que tiene un largo recorrido, pero es una mala noticia para la política y para el empresariado de la ciudad», dijo ayer la alcaldesa Elena Nevado tras ser preguntada por la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 sobre el caso del ruido en la Madrila. «Me parece, personalmente, que la sentencia es dura. Creo que cualquier alcalde da lo mejor de sí para mejorar la vida de la gente. Es un varapalo para la vocación de servicio público que tenemos todos los políticos. Tenemos la obligación de respetar las leyes, pero hay cosas que muchas veces se escapan de la gestión meramente política. Si los expedientes no llegan a tiempo a la mesa de quien tiene que resolver, difícilmente puede tomar o no una decisión. Aquí nadie ha metido la mano. Hay un daño que hay que reparar. Pero en este caso, hay que hacer una reflexión general como sociedad», manifestó.

Elena Nevado mostró su respeto absoluto a la decisión judicial «y, sobre todo, a los vecinos, que tienen derecho a ser indemnizados y a ser escuchados». La alcaldesa recordó que el conflicto del ruido «es un problema que proviene de la época de la movida, de los ochenta, y que no ha sufrido sólo la ciudad de Cáceres, sino también todas las ciudades españolas. Ha sido una fenómeno generalizado en un país que tiene una forma de ser peculiar».

Todos los ciudadanos

Nevado invitó a hacer una reflexión como sociedad: «El ocio tiene que convivir con el descanso. Y esto no es sólo responsabilidad de los políticos ni de los ayuntamientos, ni de los hosteleros. Es una responsabilidad de todos los ciudadanos. Tenemos que bajar el tono para permitir que las ciudades sean un espacio para todos. Si salimos a los espacios públicos gritando o dando voces tenemos que ser conscientes de que estamos perjudicando a otras personas. Y eso no puede recaer exclusivamente en la responsabilidad de un gestor municipal en la responsabilidad que ocupe».

Como se ha informado, la exalcaldesa socialista Carmen Heras ha sido condenada a dos años de cárcel por un delito de prevaricación medioambiental y Carlos Jurado, exconcejal de Seguridad Ciudadana en su equipo de Gobierno, a un año y nueve meses, por ese mismo delito. A los dos políticos se suman 11 hosteleros, igualmente condenados a penas de cárcel, entre dos años y tres meses y dos años y nueve meses.

El PSOE mostró su apoyo a Heras desde el primer día en que se hizo pública la sentencia con el pronunciamiento de distintos dirigente, entre ellos el portavoz municipal, Luis Salaya. Por su parte, Cayetano Polo, portavoz de Ciudadanos, afirmó que con este tipo de sentencias «nadie se va a querer dedicar a la política» y se solidarizó con Heras y Jurado como antiguos políticos.

En parecidos términos se expresó ayer Consolación López, portavoz de CáceresTú, a preguntas de HOY: «esta sentencia puede echar para atrás a mucha gente porque pueden ver embargadas sus vidas», afirmó sobre las personas con potencial vocación política. Cree que las penas de cárcel contempladas en la sentencia, tanto para los políticos como para los hosteleros «son excesivas». En su opinión, Heras y Jurado han sido «cabezas de turco de un problema y de una mala gestión que venía del pasado». La concejala cree que ni los propios vecinos denunciantes «eran conscientes de lo lejos que podía llegar la sentencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos