Nevado asegura al presidente de la CHT que los cacereños no quieren el trasvase

Un técnico de la empresa constructora supervisa los trabajos en el Tajo en 2010. :: hoy

«Es una obra que no compartimos y se lo he dicho. El Ayuntamiento se posicionó en contra porque el coste afectaría a los cacereños», reconoce la alcaldesa

Jueves, 8 marzo 2018, 07:46

Los cacereños no quieren el trasvase de Portaje como solución a los problemas de abastecimiento en la capital. No están dispuestos a asumir una subida del recibo para costear una infraestructura sobre la que nadie les preguntó. La alcaldesa, Elena Nevado, se lo dijo ayer al presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Juan Carlos de Cea, en el transcurso de una reunión en el Ayuntamiento. A la misma también acudieron otros miembros del Ejecutivo local, técnicos municipales y el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Carlos Bote.

El Consistorio y el organismo de cuenca anunciaron en sendas notas de prensa las mejoras en materia de depuración que tendrá la capital con el nuevo proyecto de la EDAR. Su presupuesto puede acercarse a 60 millones. Está en la última fase del proceso de información pública, paso previo al procedimiento de evaluación ambiental y posterior licitación. La obra podrá iniciarse a lo largo de 2018, según las estimaciones del Ayuntamiento.

EL DATO

3
veces ha denegado ya el Ministerio de Fomento la autorización para utilizar sus puentes para que pasen los tubos. En 2006 y 2009 en la N-630 y ahora, por desistimiento, en la A-66

Esta actuación está declarada de interés general según la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para 2016. Será ejecutada por la CHT y financiada por el Ministerio de Medio Ambiente. Incluye la ampliación de la depuradora de El Marco, la transformación de las Estaciones de Aguas Residuales de Malpartida y Capellanías en estaciones de bombeo, el acondicionamiento de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Cáceres, la mejora de la red de saneamiento y el encauzamiento de la Ribera del Marco, según la información facilitada desde el Ayuntamiento.

Ni su nota ni la de la Confederación hicieron mención a la polémica obra del trasvase. Tampoco el subdelegado del Gobierno quiso pronunciarse sobre ella. Sí lo hizo, y de forma contundente, la alcaldesa. Elena Nevado admitió por la tarde que le había expresado al presidente de la CHT la oposición de Cáceres a una obra sobre la que «no nos preguntaron para hacerla» y que tendría un coste que «no es de justicia» en el recibo.

Más información

«Es una obra que no compartimos. Se lo he trasladado. Desde el principio el Ayuntamiento se posicionó en contra de que la solución al abastecimiento viniese de Portaje por su alto coste y porque ese coste repercute en la ciudad». Juan Carlos de Cea confirmó a Nevado lo que publicó HOY el 25 de enero. La CHT no tiene el visto bueno del Ministerio de Fomento para que los tubos crucen el Tajo y el Almonte pegados a los viaductos de la A-66. No se trata de un informe desfavorable sino que Fomento dio unos plazos de respuesta y la Confederación no respondió. Ese proceso se alarga.

Nevado recordó ayer que esos viaductos no se plantearon en su día para que las tuberías estuviesen adosadas a ellos. «Soportarían una tonelada de peso continuo y eso no estaba previsto en su diseño original», reveló. La alcaldesa resumió la situación sobre el trasvase con una frase que parece dar por buena por todas las partes la parálisis actual: «Todo sigue igual».

Secciones
Servicios