Misa, bailes y comida en la parroquia de Guadalupe

REDACCIÓN CÁCERES

La parroquia de Guadalupe ha vuelto a ser un 12 de octubre centro de reunión de los inmigrantes hispanos que residen en Cáceres. Allí se celebró ayer una misa de fraternidad, a la que siguieron bailes tradicionales y una comida de convivencia a base de arroz blanco, con frijoles, huevo frito, verduras y agua, sin pan ni fruta porque «así es la comida única que hacen muchas familias hispanas que viven situaciones de necesidad», según el Obispado de Coria-Cáceres.

Esta parroquia lleva más de tres décadas apoyando proyectos de solidaridad con Hispanoamérica. En este ocasión, los donativos recogidos servirán para un proyecto educativo en Cubulco, en Guatemala, de promoción de comunidades rurales Indígenas animadas por las Misioneras Dominicas del Rosario.

En la organización de esta jornada de solidaridad también colaboraron ayer las parroquias del Espíritu Santo y la Sagrada Familia, así como la Pastoral de Migraciones de la Diócesis y las asociaciones de hispanos de Extremadura.

Asimismo, mañana, sábado, se celebrará un Festival Intercultural de los Pueblos del Mundo, también en la parroquia de Guadalupe, a partir de las 18 horas, con danzas, teatro, exposición de artesanía y degustación de platos típicos.

Fotos

Vídeos