Metafísica y un pegote en la Ciudad Monumental de Cáceres

Estado actual de la Plaza Mayor y recreación de la Ciudad Monumental sin las casas adosadas:: JORGE REY /
Estado actual de la Plaza Mayor y recreación de la Ciudad Monumental sin las casas adosadas:: JORGE REY
Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

A primeros de este mes varios compañeros de la Redacción fuimos a despedirnos del bar Amador y de su gramola. El mítico bar, abierto desde 1965, cerraba. Llenos de algo más que de honda tristeza por el 'santuario' perdido, alrededor de las dos de la madrugada encaminamos los pasos hasta la Plaza Mayor y allí empezó la discusión al ver el original cerramiento que Javier Remedios había hecho en el inmueble que hay sobre la Oficina de Turismo, junto al Arco de la Estrella. El cerramiento es para tapar las obras en este edificio que está en ruinas tras haber sido una farmacia y que se convertirá en restaurante. A la mayoría nos gustaba la obra del amigo Javier, letras gigantes formando el nombre de la ciudad: «K C R S». A casi todos nos gustaba... menos al compañero Manuel Caridad.

–¡Hay que quitar todo! – balbuceó.

–¿Cómo que todo? – le dije.

–Las letras y el edificio que hay encima. Porque eso es un pegote. Así de claro: ¡Un pe-go-te! ¿Sabes qué es un pegote, juntaletras? - encogí los hombros y callé, sabiendo que tiene mala bebida. – Un pegote es un añadido inútil e impertinente (esta palabra la dijo con cierta dificultad) en una obra de arte. La Ciudad Monumental vista desde aquí, desde la Plaza, es una obra de arte; pero no se puede apreciar toda su belleza por culpa de ese pe-go-te.

–Bueno. No se podrá quitar. – se atrevió a decir el fotógrafo Salvador Guinea.

–¡¿Cómo que no se puede?! Pero si ese edificio es una isla. Es lo único que queda. A lo largo de la historia se han ido quitando casas en esa zona y es lo único que queda. ¡Qué atrevida es la ignorancia! Es que no tenéis ni idea de la historia de Cáceres. No sé qué hacéis viviendo aquí...

Le di un codazo al fotógrafo para que se callara y llevamos a Caridad a su casa, mientras con palabras gruesas hablaba de que si los cacereños tuvieran lo que tienen que tener harían que el Ayuntamiento expropiara la casa... o incluso ir todos con picos a tirarla.

Al día siguiente estuve mirando en libros sobre Cáceres si era cierto lo que había dicho Caridad. Y es cierto. En el libro de Juan Ramón Marchena 'Cáceres en el pasado' hay una fotografía de la Plaza Mayor en 1915, en donde se ve que la amplia escalera que comunica la Plaza Mayor con el Arco de la Estrella, era por entonces bastante estrecha. A la izquierda de la escalera (teniendo a la Plaza Mayor de espalda), había un edificio estrecho de tres plantas, pegado a la ermita de la Paz... que lo tiraron. A la derecha de la escalera, había un edificio de buen tamaño, de tres plantas... que tiraron. En la rampa de acceso al Arco de la Estrella, bajo la Torre de los Púlpitos, había varios edificios... que tiraron, incluyendo uno curioso que se levantó sobre un arco.

En el libro de Enrique Cerrillo 'La des-construcción de la muralla de Cáceres', presentado el pasado mes de febrero, se recoge que en el año 1967 se derribó la casa del arco y viviendas que estaban pegadas a la muralla, junto a la Torre de los Púlpitos.

En otros libros también se recogen las obras que empezaron en noviembre de 1973 para tirar viviendas que tapaban la Torre de la Yerba, dejándola al descubierto. Fue por esa época cuando se hizo el Foro de los Balbos, al tirar el Mercado de Abastos que se levantó junto al Ayuntamiento, que estuvo abierto desde 1931 hasta el 1 de octubre de 1969.

La Plaza Mayor en 1915, en donde aparecen los edificios tirados. :: ARCHIVO MARCHENA
La Plaza Mayor en 1915, en donde aparecen los edificios tirados. :: ARCHIVO MARCHENA

En los últimos años han sido bastantes los políticos que han gobernado Cáceres que han dicho que había que recuperar totalmente la muralla. En el año 2000, por ejemplo, el entonces alcalde José María Saponi señaló que se iba a empezar a liberar la muralla, comprando las casas adosadas.

Entre las últimas propuestas está el Plan Director de la Muralla de Cáceres, realizado por la Junta de Extremadura, que se presentó en junio de 2016. Aquí aborda la posibilidad de expropiar viviendas con un coste que suma unos tres millones de euros. El Plan veía la posibilidad de expropiar cinco casas que hay entre la Torre de los Púlpitos y la Torre de la Yerba, que según el informe «han fagocitado la muralla». Calculó que librarse de esas viviendas supondría 1.170.000 euros.

El problema es que los estudios se suelen quedar en los cajones, porque no hay dinero, y al final no se hace nada.

El otro día libraba Caridad y nos dijo que nos invitaba a unas cervezas en la Taberna El Rincón, por haber sido un poco borde la noche de la despedida de Amador.

El cerramiento de Javier Remedios y el polémico edificio. :: HOY
El cerramiento de Javier Remedios y el polémico edificio. :: HOY

Llegamos, bebimos y todo fue bien hasta que el insensato de Guinea le dijo: «Estás de enhorabuena. Han quitado las letras que no te gustaban». Caridad entonces se puso metafísico:

–El problema del hombre es que se queda en lo superfluo, en el envoltorio, en lo que no importa. ¿Sabéis por qué os he pedido que vinierais aquí? – como no dijimos nada siguió – ¡Por eso!

Señaló una fotografía en relieve que había debajo de la televisión. Era una imagen de Ciudad Monumental desde la Plaza Mayor... sin el dichoso edificio.

–No sé quién la ha hecho, pero esta claro que cada vez hay más gente que ve que ese edificio estorba. Hace daño a los ojos de cualquiera que tenga más sensibilidad que un pimiento. ¡Hay que tirarlo!

Quizás habría que quitar el pegote... eso sí, sin emplear la violencia. Igual el Ayuntamiento aún puede negociar su compra. Aún está en ruinas. Aún hay tiempo.

Sí. Creo que Caridad tiene toda la razón del mundo. Ya se sabe... la verdad está en la boca de los niños y de los borrachos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos