34 menores investigados en el macrojuicio por blanqueo tenían casi cinco millones de euros

La presidenta del tribunal ha amenazado dos veces a los acusados con desalojarlos y continuar el juicio sin ellos en el primer día

SERGIO LORENZOCáceres

A las tres de la tarde ha terminado la primera jornada del juicio con más acusados por blanqueo de dinero que se ha celebrado hasta el momento en España, que se está celebrando en el salón de actos más grande del campus universitario de Cáceres, en la Facultad de Empresa, Finanzas y Turismo.

El juicio ha comenzado con un gran dispositivo policial. Treinta agentes han controlado la primera sesión, que ha discurriendo con normalidad, aunque en dos ocasiones la presidenta del tribunal, la magistrada María Félix Tena, amenazó a los acusados con desalojarlos y continuar el juicio sin ellos. También le llamó la atención a uno de los sentados en el banquillo por estar grabando el juicio con un móvil.

A este macrojuicio no ha faltado ni uno de los 117 acusados, de los que el 90% residen en Plasencia. Según el Ministerio Fiscal estas personas realizaron un trama para blanquear cerca de 13 millones de euros procedentes de la venta de drogas. Ninguno está en prisión por esta causa, pero cuatro hombres están presos acusados de cometer otros delitos, uno de ellos fue detenido por el tiroteo que hubo en Plasencia este verano.

Más información

El juicio, que puede durar seis meses, llama la atención porque en el banquillo están los padres de 34 niños que tenían abultadas cuentas en bancos. Entre ellos juntaban alrededor de 4.716.000 euros. Hay dos hermanos que sumaban medio millón de pesetas, y hay otro menor de edad que tenía abiertas ocho cuentas.

El juicio seguirá el lunes, pero no es necesario que acudan todos los imputados, salvo los que van a ser interrogados, ni todos los abogados defensores, que hoy han sumado 27.

La procedencia del dinero

Los hechos juzgados ocurrieron entre 2005 y 2014 y los acusados, pertenecientes a varias familias de etnia gitana, proceden principalmente del barrio San Lázaro en Plasencia, aunque también los hay que tienen su residencia en Cáceres, Navalmoral de la Mata, Madrid y Málaga.

Sobre ellos (64 mujeres y 59 hombres) pesa un presunto delito de blanqueo de al menos 13 millones de euros procedentes del tráfico de drogas. Según la Fiscalía, muchos de los acusados abrieron cuentas corrientes a nombre de menores de edad de su propia familia.

La cuentas eran con imposiciones a plazo y otros productos bancarios que permanecían operativos unos años y después se cancelaban bien sacando el dinero en efectivo, o mediante traspaso o transferencias.

Los abogados defensores de algunos de los 117 acusados han coincidido en defender que el dinero de sus clientes procede de los ahorros de su trabajo. Antes del inicio de la vista, el letrado Estanislao Martín, defensor de seis acusados en este procedimiento, uno de ellos considerado cabecilla, conocido como 'El pastor', también ha considerado que la acusación del fiscal es «absolutamente genérica» para todos y, ha señalado que, es un «proceso contra una etnia».

Por su parte, Abel Martín Domínguez, letrado defensor de tres personas, ha asegurado a los medios de comunicación que, hay un «número importante» de familias que no tienen nada que ver con el «núcleo duro».

Otro de los abogados es José Antonio Cartagena, defensor de tres matrimonios acusados, uno de ellos de 80 años que, según ha apuntado el letrado, tiene 60.000 euros ahorrados de «toda su vida». «Son jubilados, eso significa que han estado trabajando y, si con ochenta años no se puede tener diez millones de pesetas ahorrados, entonces para qué trabajamos», se ha preguntado Cartagena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos