Las ludotecas municipales abren hoy el plazo para las solicitudes

Visita de los niños del último campamento al Consistorio el día 6. / L.C.
Visita de los niños del último campamento al Consistorio el día 6. / L.C.

Un total de 120 niños ha participado en la Escuela de Verano de Instituto de Asuntos Sociales recién clausuradas

REDACCIÓN CÁCERES.

A partir de hoy se pueden presentar las solicitudes de inscripción en las ludotecas municipales para el nuevo curso, cuyas actividades se desarrollará desde el 9 de octubre hasta el 10 de junio de 2018. Es un programa dirigido a niños y jóvenes, con edades comprendidas entre los 4 y los 16 años, según informa el Ayuntamiento. El plazo termina el día 25 de este mismo mes.

La concejala de Asuntos Sociales, Marisa Caldera, recuerda que las ludotecas son recursos de Educación en el Tiempo Libre con una programación destinada al desarrollo cognitivo, psicomotor, afectivo y social de los menores.

Cuentan con una programación educativa variada orientada a las diferentes edades y necesidades de cada recurso, tales como estudio asistido, actividades de ocio alternativo juvenil, actividades deportivas, juegos, talleres de artes plásticas, talleres de educación en valores. La educación para la convivencia y todo lo relativo a las relaciones interpersonales tienen un papel destacado, según destaca el Ayuntamiento en un comunicado. Los recursos están cofinanciados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. La información y solicitudes están disponibles en la web del Ayuntamiento y en la del Instituto Municipal de Asuntos Sociales, IMAS, así como en los diferentes centros y ludotecas de este organismo municipal. Las instancias se deberán entregar en la sede del IMAS, en calle Atahualpa, en horario de 9 a 14.

Por otra parte, la concejala Marisa Caldera destacó el éxito del programa Escuela de Verano del IMAS, clausurado hace unos días, en el que han participado 120 niños y niñas con edades comprendidas entre los 4 y los 10 años. Se ha desarrollado en el Colegio Donoso Cortés.