La Junta volverá a someter a información pública el plan de restauración de la mina de Valdeflores

Ruta senderista a la Mina de Valdeflores organizada por la Plataforma Salvemos la Montaña. :: hoy/
Ruta senderista a la Mina de Valdeflores organizada por la Plataforma Salvemos la Montaña. :: hoy

Los plazos de exposición pública para el plan de investigación tenían que ser de 30 días en lugar de los 15 concedidos

M. J. T. CÁCERES.

Hay novedades en torno al proyecto de la mina de Valdeflores. La Junta de Extremadura, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, ha dictado una resolución para suspender de forma temporal la ampliación del permiso de investigación concedido a la empresa Tecnología Extremeña del Litio y retrotraer, de esta forma, el proceso.

Se trata, en todo caso, de un procedimiento formal motivado por un recurso de alzada presentado por las asociaciones Adenex (la asociación para la defensa de la naturaleza y los recursos de Extremadura) y Acima (asociación para la comunicación e información medioambiental), ambas integradas en la plataforma 'Salvemos la Montaña de Cáceres', al considerar que no se han respetado los plazos marcados por la ley.

La resolución de la Junta también ordena someter a información pública el plan de restauración de la ampliación de este permiso de investigación de la mina de litio a cielo abierto en Valdeflores.

«La empresa promotora de la mina de litio obtuvo en 2016 un permiso de investigación para una zona de dos cuadrículas mineras. En julio de 2017 el Diario Oficial de Extremadura anunciaba una ampliación del permiso de investigación a 44 cuadrículas mineras», explica Adenex en un comunicado. En su recurso de alzada, recuerda, alegaron «que se había vulnerado el derecho a la participación pública establecido en los convenios internacionales, como el convenio de Aarhus, y en las normas nacionales, puesto que no se ha sometido a información pública el plan de restauración ambiental» por un periodo mínimo de 30 días, que es lo que marca la normativa.

La Junta de Extremadura indicó ayer a este diario que la Dirección General de Industria, Energía y Minas ha decidido estimar de forma parcial los recursos presentados -también hay uno formulado a título particular por María Dolores López- «para resolver un defecto de forma detectado en la autorización del plan de restauración, en cuanto a los plazos de información pública, pero no en el permiso de investigación propiamente dicho».

De esta manera, la administración recuerda que, según la Ley de Minas, al conceder un permiso de investigación también se otorga la autorización para un plan de restauración de la zona. La normativa fija en 15 días el periodo de información para el permiso de investigación y un plazo no inferior a 30 días para la exposición pública del plan de restauración. Aquí está el quid de la cuestión. La Junta aplicó a ambos trámites un periodo de 15 días de exposición pública. «Dado que la norma establece un plazo de información pública no inferior a 30 días, y no los 15 días expuestos en el caso del plan de restauración, la Dirección General de Industria, Energía y Minas ha resuelto abrir un nuevo trámite de información pública por el período indicado de 30 días», indica la administración regional.

«Ello supone retrotraer la tramitación hasta el momento de la información pública pero en ningún caso invalida el resto de los actos de trámite efectuados, tanto para el otorgamiento del permiso de investigación como para la autorización de su correspondiente plan de restauración, que permanecerán vigentes», concluye la Junta.

Hay que recordar que los promotores de la explotación solicitaron el pasado día 10 de octubre el permiso de explotación y que tienen tres meses para presentar el proyecto. Según los plazos manejados, la producción comercial podría empezar en 2020. Se prevé que la mina genere 106 empleos. El proyecto deberá contar con una declaración de impacto ambiental favorable.

Más

Fotos

Vídeos